El por qué de la aerodinámica activa en los deportivos de altas prestaciones

El por qué de la aerodinámica activa en los deportivos de altas prestaciones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ford GT

Es curioso ver cómo los alerones fijos, las rejillas y los faldones forman parte de los deportivos más rápidos del mundo. Ejercen un papel fundamental y sirven para canalizar el aire que rompe al paso del bólido cuando circula a velocidades de tres cifras, ya sea en kilómetros por hora, millas o por hora o cualquier otra regla de medida internacional.

La aerodinámica activa es mucho más reciente. Se adapta continuamente a la velocidad que lleva el coche con el objeto de adecuar el ángulo que los flaps y alerones tienen para ser mucho más eficaces. No se podría poner mejor ejemplo que el sistema que equipa el Huayra, un modelo de fabricación tradicional que posee la tecnología de vanguardia más avanzada.

Este italiano posee un complejo sistema que regula en todo momento la disposición de los diferentes elementos de la carrocería móviles con el objetivo de ofrecer al conjunto una carga aerodinámica eficiente. De esta forma, al enfrentarse a una curva y accionarse el freno, una serie de ‘compuertas’ se cierran para aumentar la efectividad de la frenada. Al contrario ocurre con las aceleraciones. Ahora bien, ¿cómo influye el aire exterior en su recorrido por el automóvil?

El nuevo Ford GT te muestra cómo incide la aerodinámica en el registro de prestaciones

Un aparato permite combinar el aire a la velocidad que se quiera para disponer de un túnel de viento improvisado sin necesidad de disponer de una estructura preparada para este trabajo. Así pues, uno puede hacerse a la idea de los efectos que puede tener la incisión del aire en las diferentes curvaturas del vehículo.

No hace falta volver a destacar cuál ha sido el mimo con el que el fabricante americano ha creado el último superdeportivo especial, el GT. Ahora bien, ¿cómo han logrado crearlo? Gran parte de culpa se debe al hecho de haber pasado una buena temporada en el lugar en el que se han grabado las imágenes.

Ahora, gracias al vídeo que se ha difundido a través del canal que la compañía posee en Youtube, se ha podido ver cómo de importante es tener un coeficiente aerodinámico extremadamente bajo. Además de ello, se puede observar el trabajo que la aerodinámica activa proporciona para ‘colarse’ entre el aire existente.

En varios momento y perfectamente detallado es posible ver la función principal del alerón delantero, el cual se despliega cuando se alcanza una velocidad mínima. Una buena prueba de ello es verlo a través del sistema utilizado para la filmación, el cual permite ver qué direcciones toma el aire que, en teoría, circula a más de 200 km/h.

En el conjunto del coche también se puede ver cómo dispone de varias tomas de aire que conducen hasta el lugar en el que descansa el increíble motor twin V8 de más de 500 CV de potencia. Sirven para que el aire frío ayude a canalizar las altas temperaturas que se pueden alcanzar en el interior.

Finalmente, otra serie de entradas y salidas de aire están dispuestas con el objetivo de lograr un coeficiente aerodinámico bajo, una configuración que permita canalizar el aire por toda la trabajada silueta del deportivo norteamericano.

Archivado en Aerodinámica, Eficiencia, Ford GT, Innovaciones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs