Mercedes presume de su tracción integral con su historia y unas cuantas imágenes

Mercedes presume de su tracción integral con su historia y unas cuantas imágenes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mercedes 4Matic 5

La tracción integral lleva entre nosotros más de un siglo. Es verdad que comenzó a implantarse en el mercado allá por los años setenta en una reducida cantidad de vehículos pero no ha sido hasta la eclosión de la moda SUV cuando de verdad se ha desarrollado esta tecnología para el consumidor. A estas alturas, hablar de 4×4 no es sinónimo de tener en el garaje un todoterreno apto para hacer escapadas con dosis fuertes de montaña. Lógicamente, poseer esta tecnología sí que es básico pero no es, ni de lejos, lo único con lo que debe contar.

Por otro lado, no se trata de un elemento accesible únicamente para todoterrenos de verdad o SUV urbanos o con pocas capacidades para salir del asfalto. Berlinas incorporan la tracción integral desde hace alguna que otra generación. Es un elemento que puede tener como principal hándicap un mayor peso en el conjunto pero que por contra, mejora la capacidad de reacción del coche.

Sin duda alguna, hablar de tracción al eje delantero y trasero es sinónimo de hablar de la tecnología 4Matic de la firma de la estrella. Mercedes lleva mucho tiempo incluyéndola en una gran parte de modelos por lo que no estaría hacer un pequeño recorrido por su historia.

La historia 4Matic se remonta a comienzos del siglo pasado

Mercedes 4Matic 4

Paul Daimler fue el propulsor de lo que por aquel entonces era considerada una de las innovaciones más destacadas hasta la fecha. Data del año 1903 y cuatro años más tarde fue introducida en el Daimler Dernberg-Wagen. Tras este acontecimiento, tuvieron que pasar unas cuantas décadas para volver a ver un modelo creado por la compañía germana teniendo este sistema integral mejorado y adaptado a una carrocería que había sido modificada por el empleo de nuevos materiales.

El vehículo encargado de contar de nuevo con este sistema de tracción a las cuatros ruedas fue el Unimog, un camión de la división Trucks que posteriormente sería más conocido como el medio de transporte preferido de Arnold Schwarzenegger, el famoso actor y político en Estados Unidos. Lógicamente, un vehículo industrial y presente en obras y canteras era el mejor aspirante a sacarle partido a esta tecnología.

Mercedes 4Matic

Poco tiempo después, ya en el año 1979 Mercedes sacó al mercado el que muy probablemente ha sido considerado como el mejor todoterreno de producción del mundo, el Mercedes Clase G, o como dirían en Alemania, el Geländewagen. Su tracción a las cuatro ruedas revolucionó la industria de los 4×4 para siempre luchando a capa y espada con su eterno rival, los quattro de Audi. Hasta hoy, es un rival que difícilmente ha logrado tener una competencia acorde con las aptitudes que desempeña fuera del asfalto.

Aún así, hay que remontarse hasta 1985 para ver por primera vez en una chapa escrito el nombre 4Matic. El W124 Clase E fue el protagonista de aquel año en el Salón de Frankfurt, conquistando los corazones de los más críticos de la innovación presentada por Mercedes hacía unos pocos años. El resto ya lo puedes saber, una década más tarde la compañía bávara apostó por un nuevo concepto, sorprendiendo a todos con el ML, un SUV de lujo cuyas aspiraciones estaban más concentradas en la carretera que en las pistas y terrenos complicados.

Archivado en Historia, Todoterrenos, Tracción integral
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs