Es posible ahorrar en el Impuesto de Circulación, te contamos cómo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Licencia de conducción

El plazo para el pago del Impuesto de Circulación comenzó este pasado 1 de abril y tenemos hasta el 31 de mayo para llevarlo a cabo. El importe a pagar varía en función de los municipios ya que estos disponen de un margen entorno a los importes que establece la Ley con total libertad.

También es muy importante tener en cuenta que la cantidad que pagaremos variará según los caballos fiscales que tenga nuestro vehículo, y aquí nos encontramos con un problema, y es que mucha gente puede confundirse ante este término.

Un caballo fiscal, también llamado CVF, es el resultado del cálculo entre la cilindrada del motor y el número de cilindros del vehículo. Cuanto mayor sea la cantidad de los mismos, mayor será el importe a pagar por nuestro coche.

En cuanto a los municipios, nos encontramos importantes diferencias como es el caso del máximo de San Sebastián, donde el importe varía entre los 42,30 y 346,42 euros y la tarifa mínima de Melilla, entre 6,31 y 56 euros.

Las grandes capitales las encontramos en la parte media donde Madrid se sitúa entre los 22 y 224 euros, y Barcelona entre 23,47 y 217 euros.

Aunque estos precios pueden parecer elevados, os traigo un par de trucos con los que podréis ahorrar cierta cantidad de dinero de una manera totalmente legal.

Matricula tu vehículo en tu pueblo

Puede parece evidente pero mucha gente desconoce que en las capitales el precio del Impuesto de Circulación es más elevado que en los pueblos.

Para poder llevar a cabo este “truco” debemos tener alguna propiedad a nuestro nombre en la localidad donde queramos inscribir el vehículo ya que debemos empadronarnos en la misma para ello.

Tras el empadronamiento solo necesitaremos llevar a la Jefatura de Tráfico el Impuesto de Circulación ya abonado, la ficha técnica del coche junto con una fotocopia de la misma y el nuevo certificado de empadronamiento.

Eso sí, no olvidéis que el ahorro no se hará efectivo hasta que sea el momento de realizar de nuevo el pago a comienzos del 2016.

Y tampoco olvidéis que el Impuesto de Circulación se paga a nombre del titular a día 1 de enero del año vigente, por lo que deberéis tenerlo en cuenta y solicitar esta información si os hacéis con un coche de segunda mano.

Matricula tu coche como vehículo clásico

Si tu coche tiene más de 25 años, podrás aplicar este sistema aunque tiene sus inconvenientes.

El primero de ellos es que deberemos disponer de una placa histórica que debes solicitar demostrando tu residencia en esa localidad y presentando la Ficha Técnica del coche, además de tener el mismo matriculado como histórico.

El segundo de los inconvenientes es que a pesar de disponer de la placa histórica, no todos los municipios aplican descuentos a los vehículos, y cuando los aplican varían en un amplio margen que oscila entre un 25% y un 100% de descuento en el Impuesto de Circulación.

Archivado en Ahorrar en el coche, Circulación, Impuestos, Precios
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion