La DGT da vía libre a las pruebas de conducción autónoma en algunas carreteras

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mercedes conducción autónoma

La Dirección General de Tráfico ha emitido un comunicado en el que afirma que, bajo una serie de circunstancias, podrán efectuarse pruebas de conducción autónoma en vías públicas con tráfico real en algunas carreteras españolas. Esto quiere decir que España se convertiría en uno de los pocos países que permitiría circular a este tipo de vehículos mientras comparte carretera con otros usuarios.

Allá por el mes de Julio ya dimos una noticia relacionada con las dificultades para probar la conducción autónoma en Europa. Concretamente fue en Alemania y el protagonista fue el camión Daimler que funciona con esta tecnología. Gracias a la aprobación de esta ley, parece que esta innovación poco a poco dejará de serlo para convertirse en una realidad pero antes de que eso suceda, ¿es una solución acertada? ¿están preparados estos vehículos para ponerlos a prueba en situaciones reales?

Qué se esconde detrás de la nueva normativa de la DGT

Coche autónomo Google

Tal y como se recoge en la nota de prensa emitida en el 16 de noviembre de este año, para poder realizar este tipo de pruebas deberá ser necesario disponer de una autorización que será válida por un periodo máximo de dos años. Así pues, si la investigación se prolongase en el tiempo, se podría también pedir continuar con el permiso tantas veces se quiera siempre por un plazo de dos años más.

Por otro lado, no todo el mundo podrá acceder a la concesión de dicha autorización. Para ello, tendrá que demostrarse que se está colaborando en un proyecto relacionado con la conducción autónoma. Así pues, únicamente podrán ‘poner en la calle’ automóviles sin conductor proyectos de empresas carroceras y aquellas que investigan en componentes de dicha tecnología, así como las universidades y consorcios que estén inmersos en la mejora de esta innovación.

Así pues, queda patente que dichas operaciones se harán bajo un mínimo de seguridad puesto que para tener el visto bueno de la DGT los proyectos deberán cumplir con un mínimo de condiciones para, sobre todo, que ningún usuario de las vías públicas pueda estar en peligro en ningún momento puesto que ya se ha visto como en alguna ocasión el coche autónomo de Google se ha visto inmerso en algún que otro percance.

Uno de los principales motivos por los que ha sido aprobada esta ley es por la relación que hay entre el sector del automóvil y su contribución al PIB español. El país es el décimo productor mundial de automóviles gracias al tejido industrial presente en esta industria, así pues, debería ser el país puntero y pionero en mejorar y posibilitar las innovaciones. Con ello, podrán desempeñarse mejor los diferentes proyectos que están en vías de desarrollo en estos momentos y con un freno por no poder ponerlos a prueba por falta de legislaciones a favor.

En relación a los tramos de las carreteras que estarán incluidos dentro de este marco legislativo aún no se tienen datos. Lo que sí que puede anticiparse es que los vehículos autónomos podrán probarse tanto en vías urbanas como interurbanas así que sí alguna vez estás esperando a que se ponga el semáforo en verde y ves que en el interior del coche de al lado no hay nadie, lo más probable es que se trate de uno de los automóviles inteligentes que podrán probarse en tráfico real.

Archivado en Carreteras, Conducción autónoma, DGT
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion