El proyecto Wattway hará realidad 1.000 kilómetros de carretera fotovoltaica en Francia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Camión placa energa solar

Si pensamos en fuentes de energía alternativas posiblemente las que aparecerían en los dos primeros puestos del ránking serían la solar y la eólica. Tradicionalmente se han considerado estas dos las principales aún estando la maremotriz, biomasa, hidráulica, etc. A decir verdad, la energía que nos manda a diario el sol está siendo más que desaprovechada puesto que los paneles solares aún tienen que mejorar en cuanto a eficiencia y competitividad en precio.

Poco a poco, tienen una mayor capacidad para absorber la luz y por tanto, mayor es la energía recogida para transformarla en eléctrica. Así pues, en Francia creen que ya se puede desarrollar una carretera eléctrica capaz de generar electricidad para la población con el objetivo de disminuir la dependencia de unos recursos energéticos basados en productos fósiles. Al proyecto se le ha apodado ‘Wattway’ y desde el país vecino van a apostar fuerte por esta fuente renovable.

Proyecto Wattway, la primera carretera solar está en camino

Pieza carretera solar

Pese a que puede parecer algo todavía inusual, el Instituto Nacional de Energía Sola Francés (INES), junto a la empresa Colas, han acordado pavimentar nada más y nada menos que 1.000 kilómetros de la geografía francesa con paneles solares, todo ello bajo la aprobación de la Agencia de Gestión de Energía y Medio Ambiente. Este primer paso parece que se culminará con la primera carretera solar del mundo.

Al proyecto Wattway ya le han salido sus primeros haters puesto que según alega un sector de la población, los paneles solares no disponen de la calidad suficiente para evitar accidentes. Creen que las condiciones climatológicas adversas provocarán accidentes de graves consecuencias por no disponer las placas de un tratamiento antideslizante.

Sin embargo, tal y como se puede ver en la segunda fotografía, cada una de las baldosas ofrecerá un tacto aspero, siendo algo rugoso que, al contacto con el neumático, mejorará la adherencia de los vehículos que pasen por encima. Por otro lado, el sistema ha sido testado y se ha visto sometido a una gran variedad de pruebas que hacen de esta nueva tecnología totalmente válida para su puesta en el mercado.

Se calcula que cada kilómetro pavimentado con paneles solares podría ofrecer luz en la vía pública en una población equivalente a 5.000 habitantes. Por tanto, haciendo un cálculo sencillo, podríamos estar hablando que en esta prueba piloto podría obtenerse energía para dotar de luz eléctrica a municipios hasta completar un máximo de cinco millones de personas. Además, el coste será mucho más bajo de lo que uno puede pensar ya que el mantenimiento es prácticamente nulo y los paneles se asienten sobre el terreno antes asfaltado.

De esta forma, el segundo país más rico del ‘viejo’ continente se va a convertir en el primero en ofrecer este tipo de carreteras de doble función. El proyecto ya ha echado a andar y se espera que esta misma primavera ofrezca ya unas primeras impresiones de cara al tráfico real. La inestabilidad en el precio del petróleo y los demás recursos fósiles podrían ser uno de los principales motivos que han llevado, a las autoridades a conceder el permiso para la construcción de este tipo de vías.

Si quieres seguir el proyecto, aquí tienes una página web dedicada exclusivamente al proyecto Wattway y un vídeo en el que se explican las posibles utilidades y ventajas de la carretera fotovoltaica que va a ser construida.

Archivado en Carreteras solares, Energia Solar, Francia
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion