Intentan emular Fast and Furious por las calles de Pekín

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lamborghini accidentado en Pekín

A menudo vemos coches de lujo rotos en pedazos en películas de Hollywood, aún así seguimos alucinando cuando nos encontramos con noticias de accidentes como este en la vida real.

Afortunadamente, sólo una persona resultó levemente herida en el espectacular siniestro ocurrido en el interior de un túnel en la carretera de Datun, en Pekín, entorno a las 22:00 horas del sábado.

Las autoridades creen que pudieran ser personas que se dirigían a ver el estreno de la película Furious 7, que tenía lugar dos horas más tarde ese mismo día, y que decidieron llevar a cabo esta peligrosa práctica mientras tanto.

¿Qué ocurrió?

Un Lamborghini Gallardo color verde manzana y un Ferrari 458 Spider se estrellaron mientras circulaban a altas velocidades y de un modo salvaje acompañados de otros turismos en lo que las autoridades suponen que era una carrera ilegal.

Tras la investigación preliminar por parte de la policía, se supo que ninguno de los conductores había consumido alcohol.

El Lamborghini quedó totalmente destruido y su conductora sufrió una lesión en la espalda. El Ferrari rojo acabó a decenas de metros del Lamborghini con la puerta del copiloto destrozada. Las fotos del Lamborghini y el Ferrari destrozados se han convertido en virales en internet tras el accidente.

Lamborghini destrozado en Pekín

La conductora del Lamborghini dijo que perdió el control del vehículo debido a la alta velocidad y la calzada resbaladiza. Primero golpeó la barra de protección, a continuación chocó contra la pared del túnel y finalmente se estrelló contra la barra de protección del otro lado.

Ferrari destrozado en Pekín

El Ferrari, que iba detrás del Lamborghini, también circulaba rápido y por una zona resbaladiza, pero redujo la velocidad cuando el Lamborghini golpeó la barra de protección. El conductor del Ferrari fue capaz de controlar el vehículo y no chocó contra el Lamborghini, según la policía.

Aunque los conductores no resultaron heridos, una barra de protección de 150 metros de largo y 10 metros de pared del túnel quedaron inservibles, y los conductores deberán pagar los gastos de las reparaciones.

El sitio de información Sina asegura que en el vecindario ya había habido quejas por este tipo de carreras.

Al menos uno de los implicados en el accidente era un simple estudiante, un dato relevante dado el precio de estos coches en China es de media de 760.000 euros los Lamborghini y de 475.000 euros los Ferrari.

Sinceramente a mi me parece una locura este tipo de actuaciones poniendo en peligro, no sólo sus vidas, sino las de cualquier persona que pueda cruzarse con ellos. Para eso existen los circuitos donde correr con seguridad.

¿Vosotros qué opináis? Dejadme vuestras respuestas en los comentarios

Archivado en Accidentes, Deportivos, Jóvenes, Velocidad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion