La llamada automática de emergencia, un elemento de serie en los coches a partir de 2018

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Botón para llamadas de SOS en el Peugeot 507

En lo que a medidas de seguridad en los coches, la Comisión Europea ha beneficiados enormemente a los conductores, que así pueden disfrutar de algunos elementos de seguridad que antes eran un extra, pero que pasados unos años se vuelven de serie en cualquier vehículo que se venda en Europa. Gracias a ello, hasta aquellos que compren los vehículos más modestos, han ido ganando a lo largo de los años cosas de serie como los Airbag, ABS, avisador del cinturón de seguridad o ESP hasta hace no mucho.

El siguiente paso será la eCall. Hace décadas que los coches de gama más alta incluyen la posibilidad de llamar a emergencias en caso de accidente, lo que permite ayudar a prevenir muchas muertes recortando mucho el tiempo que tardan Emergencias en llegar al lugar del siniestro. Sin embargo es una funcionalidad que ha ido quedando relegada como extra secundario, y actualmente son muy pocos los coches que la equipan. Así pues, la Comisión Europea ha aprobado una normativa que obligará a todos los fabricantes a incorporar la llamada de emergencia en sus vehículos a partir de 2018, sea cual sea su segmento o precio.

Este sistema se puede activar de forma manual a través de un botón rojo en alguna parte del coche, pero en caso de que ningún ocupante pueda realizar la llamada, el sistema eCall llamaría automáticamente al 112, dando una posición exacta del accidente, la hora del siniestro y el sentido de la marcha. El sistema solo entrará en funcionamiento ante accidentes graves, y la información enviada es totalmente confidencial, ya que ni el fabricante ni el seguro tendrán estos datos.

Como si un fallo más de la centralita se tratara, el eCall podrá borrar toda la información que haya registrado, y en caso de que no haya accidentes, la posición de GPS se va borrando continuamente. No acabo de verle una ventaja a esto, pues sería realmente interesante que el coche tuviera una caja negra permanente, en la que pudieran grabarse los siniestros, algo realmente importante a la hora de vender el coche, pues podríamos saber a ciencia cierta si ese coche ha tenido accidentes en el pasado. No olvidemos que además de la famosa “afeitada” de kilómetros, la venta de coches accidentados a los que les han lavado la cara también es una práctica muy usual.

Archivado en Seguridad, Unión Europea
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion