Algo está cambiando, Milan se apunta a la moda de las restricciones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Milán

El obvio que la situación ambiental no presenta los mismos niveles de polución que hace una década. El tirón del vehículo diesel ha contribuido enormemente a que se disparen las alertas de contaminación en numerosos países. De hecho, ya ha habido regiones que han decidido suprimir la comercialización de este tipo de motorización por unos meses con el objetivo de desincentivar la compra.

Dejando a un lado la conveniencia de comprar un diesel o no, lo cierto es que se ha convertido en menos de diez años en la motorización preferida de los consumidores en numerosos países. Un mayor coste de reparación en averías , un mayor precio en concesionario o el pago de mayores tasas de circulación y pólizas de seguro no provocar una disminución de la demanda, únicamente el comprador mayoritario ve que al repostar le sale más barato.

Milán, ciudad conocida por todos y situada en el norte de Italia, acaba de sumarse a la lista de las metrópolis que han impuesto alguna restricción para reducir los niveles de contaminación. Pese a que Italia es un país en el que el GLP tiene mucho tirón, el diesel también tiene una cuota de mercado importante y ahí es donde radica parte del problema. De esta manera, ¿qué tiene pensado hacer la alcaldía de Milán para mejorar la calidad del aire en el corto plazo?

En Milán se eliminará el tráfico durante tres días para disminuir la contaminación

Transporte público

Las autoridades locales de la ciudad de Milán impondrán una multa -aún si que haya trascendido la cifra exacta- a todo aquél que circule por el centro durante tres días, sin confirmación exacta de cuando serán efectivos. Con ello, se espera que la afluencia de coches disminuya considerablemente para contribuir al objetivo. Se espera, además, que el transporte público incremente su servicio para dar cabida a todos los que dejarán sus vehículos en propiedad aparcados en casa.

El alcalde de Milán, Giuliano Pisapia, cree que los ciudadanos serán capaces de pagar el billete del transporte público para poder trasladarse al centro de la ciudad. Con un precio medio de unos 90 céntimos el billete, se espera que las arcas públicas crezcan por el uso de los diferentes medio de transporte como el tranvía o el autobús.

Es importante destacar que las medidas sancionadoras únicamente tendrán efecto desde las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde por lo que aún seguirán habiendo bastantes vehículos particulares en el centro de la ciudad por coincidir con la jornada laboral de la mayoría de los milaneses.

A decir verdad, con casi un millón y medio de habitantes, es una de las ciudades con mayor polución de Europa. Siguiendo el ejemplo de otras metrópolis del viejo continente como Madrid o Barcelona, o los planes que quiere llevar a cabo Oslo en los próximos años, Milán ya está acometiendo sus propias medidas para acabar con un mantra que obligará al establecimiento de fuertes medidas restrictivas.

Ésta no es la primera medida que se ha tomado en relación con la contaminación en el país de la bota. En Roma ya se ha reducido en horas puntuales el tráfico por alertas de contaminación.

Archivado en Contaminación, Italia
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion