Plan Movea, qué tienes que saber si buscas un automóvil de bajas emisiones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Recarga de BMW i3

En los últimos años, el sector del automóvil se ha visto inmerso en una profunda crisis que únicamente se ha visto menguada su caída a través de los sucesivos planes de incentivación a la compra o comúnmente hablando, Plan PIVE. Actualmente, están agotándose las ayudas correspondientes a la octava actualización del programa pero todo parece indicar que se renovará por una novena vez.

Para poder acceder a este programa de subvenciones se deben cumplir varios requisitos entre los que destaca la compra de un vehículo con unas emisiones limitadas. De hecho, es por ello que el escándalo de las emisiones de Volkswagen pueda tener su implicación en relación a la consecución de las ayudas. Si en cambio lo que se busca es un vehículo que no emita partículas contaminantes, el Gobierno pone a disposición del consumidor otro conjunto de incentivos para este grupo en especial. Su nombre es Plan Movea y es precisamente el Plan PIVE para vehículos limpios.

Plan Movea, ¿es suficiente para conseguir un crecimiento en este mercado?

Coche enestación de carga

Cuenta con una bolsa total de 16,6 millones de euros para dotar a todo aquel que esté interesado en un vehículo ‘limpio’. Las ayudas irán a parar a todos los coches que tengan como fuente de energía el GLP o gas licuado del petróleo o gas natural comprimido (GNC), así como los vehículos puramente eléctricos y o los que funcionan gracias a la pila de combustible de hidrógeno. Es decir, todo aquello que no necesite la energía que se extrae del petróleo para poder desplazarse sin contar el GLP.

La subvención comenzará a partir del 1 de enero de 2016 pero desde el pasado 27 de noviembre ya está firmado el decreto por lo que todas las adquisiciones que se efectúen a partir de este momento hasta comienzos del año que viene también contarán con la ayuda de forma retroactiva. Pese a que aún queda bastante tiempo, es importante decir también que el programa se mantendrá hábil hasta el próximo 15 de octubre. Por tanto, ¿de qué ayudas estaríamos hablando?

  • 5.500 euros para los vehículos con autonomía eléctrica de más de 90 kilómetros.

  • 200 euros para las bicicletas eléctricas.

  • 1.000 euros para instalación de un punto de recarga.

  • 2.000 euros para instalación de un punto de recarga semi-rápida.

  • 15.000 euros para instalación de un punto de recarga rápida.

  • 750 euros adicionales si se achatarra un vehículo con matriculación anterior al 2009.

NOTA: En referencia a la ayuda que se concede por la compra de un vehículo de bajas o nulas emisiones con autonomía de más de 90 kilómetros, se tendrán en cuenta variables en relación al tipo de fuente de energía que usa, tipo de vehículo, qué máximo de autonomía está garantizada y unos márgenes que se basarán en el precio final del vehículo para fijar la cantidad total a la que puede acceder cada vehículo.

Así pues, habrá que estar atentos a ver cómo transcurre en los próximos meses el volumen de las ayudas. Por el bien de la contaminación, esperemos que no queden reservas a la finalización del programa Movea, allá por el mes de octubre del próximo año, lo que significará que se han agotado todas las subvenciones.

Archivado en Compra de vehículos, Plan MOVELE, Vehiculos eléctricos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion