Ya te puedes olvidar de comprar un coche usado para adherirte al Plan PIVE 6

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Coches en venta

Sin apenas tiempo para digerir el agotamiento de los fondos el anterior Plan PIVE debido a su éxito, el Plan PIVE 6 ha sido aprobado hoy en el Consejo de Ministros con una dotación de 175 millones de euros.

Sin embargo, ¿qué ocurría con todos aquellos que no tuvieran un vehículo viejo para beneficiarse de esta ayuda?. Pues nada, porque simplemente se aplicaba el dicho de “quién hizo la ley, hizo la trampa”. La trampa consistía simplemente en llevar a cabo una compra ficticia de vehículos de segunda mano o literalmente destrozados a vendedores particulares, a partir de empresas, o incluso a través de los propios concesionarios. Es más, en internet no es extraño encontrar vehículos en ventas alegando que están en pésimas condiciones o que incluso no funcionan, pero que son ideales para atenerse al Plan PIVE.

Esto se debía a que en las bases del Plan PIVE no existía ningún tipo de requisito que estuviera relacionado con la titularidad del vehículo hasta el momento. Traduciendo, había un bello conducto al margen de la ley en la compraventa de vehículos viejos para usarlos como moneda para adquirir la subvención

Por eso, no es de extrañar que muchas de las personas que se han beneficiado del Plan PIVE lo hayan hecho adquiriendo un vehículo usado por poco dinero y entregarlo posteriormente como si hubiera sido su vehículo habitual.

Anunciado el Plan PIVE 6

Y aquí es cuando entramos en el punto caliente del tema, pues el Gobierno se ha hecho consciente de esta situación y no pretende que los fondos de su amado PIVE puedan ser usados por quienes no tengan vehículo para entregar. Para ello con el Plan PIVE 6 el vehículo destinado al achatarramiento tendrá que tener pagado el Impuesto de Circulación en el año 2013. De esta manera, quien quiera comprarse un coche y acogerse al nuevo PIVE tendrá que entregar con su antiguo vehículo una fotocopia del recibo de pago del Impuesto de Circulación actualizado como mínimo en 2013.

Con esta novedad, el Gobierno quiere asegurarse de que se cumple el espíritu del programa, es decir, retirar de la circulación los vehículos de más de diez años (o 7 en caso de los comerciales ligeros) a cambio de la compra de otros nuevos, con lo que eso supone en la reducción de la contaminación y en la mejora de la seguridad vial.

Está claro que esta decisión va a crear polémica, y de la gorda, ya que al margen del alegado espíritu del Plan PIVE, todos aquellos que no puedan acceder a un vehículo nuevo porque no les llegaba el presupuesto, pero tenían una posibilidad comprando un vehículo viejo, ahora no tendrán más remedio que adquirir un vehículo usado. Esto implicará que el parque automovilístico tardará menos tiempo a volver a estar envejecido dentro de unos años. Pan para hoy y hambre para mañana.

Archivado en Plan PIVE, Ventas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Gracias por la explicación Álvaro, no sabía que el plan PIVE tenía todo ese espacio al fraude y que no estaba controlado. Esperemos que ahora con esta nueva revisión se puedan limitar este tipo de operaciones y se oriente realmente a las personas que necesitan renovar su coche y hacen bueno uso del plan.

    Que pases un buen día y gracias por tus reflexiones, no estaba al caso de todo ello 🙂 Andrea.

  • […] Y todo ello ha ocurrido a pesar de la gran incongruencia que este Plan PIVE arrastra con el único objetivo de poner fin a la compra de vehículos prácticamente inservibles para poder adherirse al PIVE y que ya tuvo su primer intento con el anterior PIVE 6. […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion