Aston Martin Lagonda, inversión a largo plazo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lagonda de 1987

Como aficionado al automóvil, me han preguntado infinidad de veces cual es el interés de comprarse coches ‘viejos’. Las primeras veces me cogía siempre de sopetón, por sorpresa y perdía el tiempo explicando algo, que solo aficionados al automóvil o coleccionistas, independientemente de lo que coleccionen, pueden entender. Ahora, la respuesta es mucho más sencilla y directa, evitando explicaciones laaaargas y aburridas que la mitad de las veces no sirven para nada. Les contesto, tajantemente: inversión de futuro. Si, vale, esa respuesta también ha supuesto más preguntas, pero son mucho más fáciles y rápidas de zanjar.

Ésto viene a cuento de un informe de Bloomberg, que dice que los Aston Martin Lagonda están subiendo su cotización y ahora, son una buena inversión de futuro. McKeel Hagerty, CEO de Hagerty Insurance, dice que según nos alejamos de la década de 1970, los coleccionistas buscan más modelos de esa época. También afirma que cuando una década empieza a ser ‘coleccionable’, todo el mundo se empeña en recoger los ejemplos más obvios en primer lugar, como pueden ser los modelos de Ferrari y a partir de ahí, ir ensanchando la colección.

Si no estás al día en materia de clásicos, ésto te puede resultar llamativo e incluso puede que no lo supieras, pero realmente es de lo más normal y evidente. Además, los Aston Martin Lagonda tienen otro revulsivo y es la presentación de un nuevo modelo, aunque solo sea para Oriente Medio. Dicha recuperación de la marca Lagonda, ha provocado que se despierte el interés por un coche que todavía hoy día, sigue resultando impactante. Sus formas no son comunes y desprenden tanta personalidad que o bien, te encanta o bien, lo aborreces. Personalmente, yo soy de los primeros.

Aston Martin Lagonda 1976 Al Aston Martin Lagonda le consideran uno de esos coches ‘de segunda’, los que se empiezan a buscar después de hacerse con los modelos que se suponen, son más importantes. Pero tenemos que detallar un par de cosas porque parece ser, que no todas las series del Aston Martin Lagonda han aumentado su cotización en la misma cuantía. Para situarnos, el Aston Martin Lagonda se fabricó desde 1976 hasta 1990 y se produjeron 645 unidades. Esas 645 unidades se reparten en cuatro series o generaciones, las tres primeras se fabricaron hasta 1987 y la cuarta y última desde ese año, hasta 1985.

Para comparar, vamos a aprovechar los datos ofrecidos por Bloomberg, quienes dicen que en el año 2010, un Aston Martin Lagonda costaba de media unos 27.167 dolares, 21.891 euros, céntimo arriba, céntimo abajo. Unos precios digamos, accesibles para mucha gente. Ahora, el precio de las tres primeras generaciones ronda los 44.000 dolares, 35.500 euros redondeando hacia arriba. Aproximadamente, un 61% de subida nada menos en unos cuatro años. No esta mal.

No obstante, ésto se queda en poco cuando te fijas y ves que el Aston Martin Lagonda de la cuarta serie, ha subido un 85% su valorización, llegando hasta los 63.900 dolares, 50.765 euros. En 2010 su precio era de unos decentes 34.558 dolares de media, 27.850 euros. Por una parte es lógico que la última serie, por norma general siempre la menos apreciada cuando se trata de coches de colección, sea más cara que las anteriores. Solo se hicieron 95 unidades y son los más fiables de todos, siempre perseguidos por una penosa fiabilidad y una electrónica ‘muy setentera’.

Archivado en Aston Martin Lagonda, Clásicos, Curiosidades, SUV
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion