BMW i3, los bávaros llevan el concepto de deportivo a la ciudad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pasado y futuro de BMW

En ocasiones vives algunas experiencias que con el tiempo entiendes que fueron un punto de inflexión. Yo no lo sabía pero cuando en el año 92 compraba mi primera revista de “coches” en el aeropuerto de Santiago y leía un artículo escrito por el genial Arturo de Andrés empezaba un camino de verdadera pasión por los automóviles.

Cuando leía aquellas pruebas no me enteraba de gran cosa. Le preguntaba a uno de mis hermanos por las cuestiones mecánicas y me decía que con el tiempo iría entendiendo esas partes. Que me esforzase en seguir leyendo. Así fue, seguí leyendo y me gustaría pensar que con el tiempo pueda aportar a alguien la misma pasión por el automóvil que me inspiró en su día aquella publicación.

Y creo que estrenarme con vosotros hablando del BMW i3 es una forma estupenda de comenzar.

Mi primer encuentro físico con el BMW i3 fue en Santiago, en el único concesionario en Galicia (de los 9 de toda España) autorizado para su venta. Una fiesta muy “azul” como prometían los organizadores. Yo llevaba el dossier de prensa bien aprendido y tenía ganas de probarlo todo, aunque ese no sería el día. Era un mirar, tocar, sobar, pero no conducir. Hubo algunos discursos interesantes, otros no tanto, unos pinchitos deliciosos (aunque cuando llegó el jamón ibérico las bandejas no avanzaron ni 2 metros, la gamba con extracto de “nosequé” está genial, pero un jamón es un jamón) y unos barman haciendo gintonics azules.

Como yo fui conduciendo, y quería volver conduciendo pedí una tónica a “secas”. Me dijeron que no… que sólo con alcohol. Curioso para una fiesta del automóvil. El caso es que mientras luchaba por encontrar bebidas sin alcohol (zumos de naranja y limón) empezó una representación teatral de dos personas embutidas en blanco, que (digo yo) llevaban una bolita azul que representaba la energía y se la ofrecieron a los dos i3 allí presentes. En ese momento se encendieron las luces, sonó música, y la gente fue feliz. Y por fin tuve delante mía el i3.

Blue Party en honor al BMW i3

El coche en persona: No diré que es bonito. A mi no me lo parece. Pero como diseño industrial es magnífico. Me imagino mucha gente haciendo cientos de bocetos para cada pieza. Cada parte del coche está diseñada hasta lo enfermizo, no sólo en forma sino también en material, en color, en tacto. Vamos, que dan ganas de pasar la mano. Y cuando tienes ganas de tocar, es que atrae. Detalles de cáñamo en puertas y salpicadero, plásticos de calidad, pantallas digitales con mucho contraste. El coche tiene su punto.

Unos días después del manoseo tuve la oportunidad de conducirlo en dos ocasiones no consecutivas. La prueba de rigor. En la foto podéis ver el i3 al lado de un E30. 30 años de ingeniería industrial les separan. Sobre el papel, cerrando los ojos, el i3 es un vehículo de poco más de 1100 kilogramos, con motor atrás, tracción trasera, de 170 cv, y con un par de torsión constante de 250Nm. Como un deportivo de los setenta…o mejor. Además, a pesar de su aparente altura (1578mm), el centro de gravedad es bajísimo gracias a la disposición de las pesadas baterías en el suelo del vehículo. ¿Estamos hablando de un vehículo deportivo?

Creo que el concepto “deportivo” es altamente subjetivo, y no debe medirse en cifras, sino en sensaciones. Nadie duda de que el M3 E30 era un vehículo deportivo con sus 200 cv (no entremos en detalles de los CV de cada evolución) Pero es que hoy día un monovolumen con climatizador bizona, pantallas TFT en los asientos traseros, y masajeador de culo tiene 200 cv también. ¿Son ambos deportivos? Es obvio que no. Y es que en uno vas oyendo el último disco de Madonna por autopista y en el otro bajas las ventanillas para oir el motor en un angosto paso de montaña mientras te peleas por tomar las curvas con el mayor dinamismo posible.

BMW i3 vs e30

Los E30 lograron esa fama deportiva gracias a su chasis relativamente ligero, su respuesta de motor, su comportamiento dinámico… Imaginaos aquellas carreteras de época (a veces no hace falta imaginarlas mucho… ) con el alegre conductor de un impoluto 325, de 170cv, tracción trasera, culebreando en alguna calzada de gravilla.

Hoy día el panorama ha cambiado y es la ciudad el nuevo ring de combate. Y el i3 saca ahí todo su potencial. El coche corre. Corre mucho, tiene la misma aceleración que un Cooper S. Hace el 0-100 en 7,2 segundos. Segundos sin ningún corte de cambio de marcha. Te pega al asiento sin más. Gira mucho y gira bien. La suspensión no es blanda, tampoco es dura. Suspensión progresiva que te dice “estás en un BMW”. Y al final esa es la sensación que se me queda, es un BMW tan divertido como los demás. Al que le gusten esas sensaciones, aunque el coche le parezca feo, le enamorará.

En ciudad no tendrás rival

El coche lo conduces como si fuera un Scalextric. Pisas el acelerador y sale con fuerza. Lo sueltas y retiene tanto que frena. Puedes conducirlo con un único pedal fácilmente. El pedal del freno sólo lo usarás para pararlo de todo en alguna rotonda a la que posiblemente hayas llegado demasiado deprisa. El coche invita a acelerar, no lo voy a negar. El coche en ciudad, te vicia.

Evolución de líneas y conceptos en BMW

En el aspecto dinámico el coche cumple con creces. Sus ruedas de 155 son más que suficientes. Agarran bien. Lejos de estas ruedas hipertrofiadas tan de moda actualmente. En el interior, quitando que el diseño me parece sobresaliente, hay algunas cosas que echo en falta. Asientos regulables eléctricamente (no disponibles por cuestiones de peso), el HUD sobre el parabrisas. Y me parece incómodo el que no puedas bajar del coche desde las plazas traseras sin que el que está delante tuyo abra también su puerta y se quite su cinturón de seguridad. Esto es así debido a que el vehículo no tiene un pilar central. La fibra de carbono es lo bastante robusta (según BMW) para contener las fuerzas de torsión que pueda sufrir el vehículo.

Tampoco me gusta la dichosa manía de los velocímetros digitales a “saltos”. En un videojuego, si acelero de 0 a 50, paso por 1, 2, 3, 4, 5… hasta 50. En estos coches con pantalla digital, lo que verás es un; 0, 12, 20, 25… ¿por qué así? Parecen simples velocímetros de bicicleta avanzando a saltos, con un imán que va actualizando la velocidad según va girando la rueda. No he probado hasta la fecha ningún coche con pantalla digital que no haga eso.

El i3 puede ser un punto de inflexión en la concepción de vehículos deportivos, inaugurando algo que yo me atrevo a llamar deportivo urbano. Un coche rápido, que te gusta conducir, que invita a ir deprisa, y que lo miras… bueno… lo miras porque es muy raro. Y si a alguien estéticamente le gusta… pues mejor para él.

Recordad: Peso contenido de 1195 kg, 170 cv de potencia, 250 Nm de par, aceleración de 0-100 km/h en 7,2 segundos, tracción trasera, motor atrás. Son cifras buenas. Pero lo mejor de todo, es cómo actúan cuando lo conduces.

Archivado en BMW i3, BMW M3, Deportivos, Eléctricos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Diego Liarte dice:

    De acuerdo en todo lo que dices, pero para mi no deja de ser un aborto del diseño automovilístico, algo que una marca como BMW no se puede permitir.

    Tanto los bávaros como los de Mercedes están cambiando brúscamente su ADN, Mercedes se hace más atractivo y BMW más tecnológico, pero mientras que Mercedes cada día es más afamado por todos, BMW se gana el descontento de todos, y para colmo cabrean hasta niveles insospechados a los más puristas de BMW, por sus extrañas prácticas.

    • esfenodon dice:

      Desde el punto de vista subjetivo se pueden decir muchas cosas, y opinar otras tantas. Pero las cifras son las cifras. Y cifras en mano, no creo que “BMW se gane el descontento de todos” puesto que en 2013 volvió a batir su propio récord de ventas, volviendo a ser el fabricante “premium” más vendido.

      Su aumento de ventas el 2013 fue de un 6,4%. Un total de 1.963.798 BMW´s vendidos. Mercedes, en tercera posición tras Audi, se quedó en los 1,46 millones de ventas (un 10% más que en 2012).

      Tampoco soy consciente de esos puristas cabreados, aún estando relativamente ligado a clubs clásicos con muchos amantes de BMW en sus filas.

      Es fuera de esos entornos donde oigo cosas raras. Gente que se lleva las manos a la cabeza al ver que el nuevo M3 no es V8, ignorando que el “genuino” M3 era un “simple” 4 cilindros. O que dicen que los turbos son el demonio, olvidando el mítico 2002 turbo… Y cosas del estilo.

      No voy a decir que lo están haciendo a mi gusto o no, es otro tema. Hay decisiones de la marca que no me gustan, pero que le permiten ser líder de ventas y seguir existiendo. Como todos, tengo mis opiniones. Pero que lo están haciendo bien… es obvio que si. Las cifras están ahí. Venden más que nunca.

      Lo contrario a lo que hace BMW, se llama(ba) Saab.

      • alplayer dice:

        Pues para mí BMW ha perdido muchísimo, sobretodo con el paso a la generación e92, a partir de ahí, cuesta abajo

        No hablo de ventas ni nada, que está claro que siguen vendiendo, pero en cuanto a diseño y decisiones técnicas, para mí la marca ha perdido muchísimo

        Personalmente, antes cuando veías un BMW, sabías que era lo mejor de lo mejor, ahora mismo, me parece mucho más exclusivo y distintivo un Mercedes, por poner un ejemplo

  • Cybo dice:

    Pienso lo mismo. No estoy (ni de lejos) de acuerdo o contento con todas las decisiones que toma BMW (ni otras míticas, ya puestos) pero esto me recuerda una frase que leí hace años en una revista del motor (no recuerdo cuál, lo siento) y que decía algo en esta línea: -¿Qué es un purista de Porsche? -El que prefiere que la marca desaparezca y ver los 911 sólo en los museos a que saquen un todoterreno que les permita ganar dinero con el que seguir haciendo nuevos deportivos.

    Para mí, un absurdo.

    • Diego Liarte dice:

      La excusa barata la tienen con las normativas de emisiones, por eso ahora ponen turbos y hacen motores tricilíndricos. Pero Mazda es la única que tiene los cojones bien grandes de seguir haciendo motores gordos de gasolina atmosféricos, que no van apretados, y cumpliendo las normativas.

      Lo dicho, BMW ya no es lo que era. Y también hablo con conocimiento de causa de conocidos que trabajan en talleres, donde aseguran que la calidad de los acabados de BMW ha caído muchísimo en los últimos años, la mecánica ha perdido en fiabilidad y en general han perdido la personalidad que les caracterizaba.

  • […] Desde hace unos años hemos visto como las marcas empiezan a presentar versiones eléctricas de algunos de sus modelos más conocidos, aunque las que más repercusión están teniendo optan por crear gamas de vehículos diferenciadas. […]

  • […] el galardonado al coche del año 2014, hace escasos minutos. Entre los finalistas encontramos al BMW i3, Tesla Model S o el Skoda Octavia, entre […]

  • […] BMW i3 más básico que se vende en España arranca en los 35.500 euros, impuestos includos. En Alemania […]

  • […] está apostando muy fuerte por su gama eléctrica y más concretamente en su buque insignia el BMW i8. Y para ello no han escatimado en innovación y […]

  • […] está llevando a cabo una campaña de publicidad muy agresiva con el i3, su modelo eléctrico dirigido al gran público. Ya veíamos hace unos días como los alemanes […]

  • […] Para los que conducen mucho por ciudad, en trayectos cortos en los que no da tiempo a alcanzar el régimen de revoluciones indicado, el motor prevé la regeneración cada 1.000 o 1.200 kilómetros, inyectando más combustible del habitual. La consecuencia es evidente: el coche gastará más (un 10% o un 15%). El proceso se suele prolongar por espacio de unos veinte minutos, sin que pueda apagarse el motor hasta que esté completamente finalizado. Y aquí es donde surgen los problemas. Si se interrumpe el proceso de regeneración en varias ocasiones, el filtro se termina saturando, con lo que no quedará más remedio que acudir al taller para que allí realicen la regeneración o la sustitución del filtro si se ha averiado. En este último caso, la factura no bajará de los 1.200 euros. […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion