¿Quieres ver qué tal se le da a un BMW M3 jugar a rugby?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

BMW M3 rugby

La publicidad es una pieza muy importante en el seno de una empresa. Además, debe estar focalizada al cliente para captar el interés y crear una sensación de necesidad en el mismo. Como puedes imaginar, hasta en el anuncio más cutre un deportivo como el BMW M3 queda bien pero claro, con los presupuestos que maneja una compañía como la germana, ¿qué podría esperarse para la venta en Inglaterra?

Ya sabemos casi todo acerca del deportivo/berlina de la casa bávara. Tras sorprendernos a todos con el cambio de nomenclatura para su versión coupé, ahora tienen que hacer dos segmentaciones en su público objetivo. De esta forma, tienen que adaptar dos tipos de publicidad con todo lo que ello conlleva. Esta vez, han querido apuntar a todo aquel que podría estar interesado en la versión berlina. A modo de crear expectación, decidieron contar con dos de los mejores jugadores de rugby de la selección inglesa. ¿Cuál era el reto?

Kieran Brookes y Tom Wood juegan a colar el balón por las ventanas del BMW M3

Tal y como puedes observar en la imagen principal y en el vídeo explicativo del artículo, ¿creías que iba a ser fácil? Para nada. Por supuesto, el deportivo utilizado no se trata del Hoonicorn con el que Ken Block dejó sus huellas marcadas por toda la ciudad de Los Angeles, ‘bestia’ que quería comprar el mismísimo Lewis Hamilton.

Como buen tracción trasera, el BMW M3 de característico color azul comienza a derrapar en círculos mientras en el medio se sitúan dos importantes jugadores de rugby a nivel mundial, Kieran Brookes y Tom Wood. Ambos, profesionales, convocados con asiduidad con la selección inglesa, debían ‘pasar’ los balones al interior del deportivo. Para ello, la edición F80 del mítico M3 tenía que llevar abiertas las ventanas de su parte izquierda.

Como te puedes imaginar, no era tarea fácil para los expertos en la materia y es que una berlina con más de 430 CV de potencia, ¡no iba a proponer un desafío que se pudiese hacer con los ojos cerrados! El BMW no para de hacer burnouts a lo largo de todas la escena mientras los deportistas apenas pueden colar algún balón que otro.

Finalmente, únicamente pudieron colar tres balones de todos los que lanzaron. Este resultado quiere decir una única cosa, este coche ‘se merendó’ a los dos profesionales gracias a la eficiencia del mismo en el mundo del drift.¿Imaginas que podría haber pasado si se hubiese tratado de la versión de dos puertas? Con un 50% menos de probabilidades, seguramente el resultado hubiese dejado la reputación de los jugadores por el suelo.

Esta no es la primera vez que vemos una colaboración del mundo del deporte con el del automóvil. Hay que aceptarlo, el deporte es una de las pasiones para la gran mayoría de la población, ya sea a nivel de practicarlo o simplemente, por tener afición a disfrutarlo por la televisión. Por ello, contar con algunos de los mejores deportivos en las campañas de publicidad puede aportar a la compañía grandes beneficios económicos.

Archivado en BMW M3, Drifting, Publicidad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos