A la venta un espectacular Citroën DS 21 descapotable by Chapron

COMPARTIR 0 TWITTEAR

CItroën DS cabrio

Hace prácticamente nada, os hablaba de un coche mítico entre los míticos pero con carrocería abierta, el Ford GT40 Roadster. Ahora os traigo otro coche mítico dentro de la historia del automóvil y también, con carrocería sin techo, un Citroën DS 21 by Chapron.

El Citroën DS, conocido como “Tiburón” en España o “Diosa” en su país natal, Francia, es un coche que como aquel Ford GT40, no necesita presentación. Supuso un shock en la década de los 50 por su estética y su tecnología, empleando un sistema neumático que accionaba los frenos, la dirección asistida, los elevalunas y la archiconocida suspensión neumática de Citroën. De echo, fue el primer Citroën en montar este tipo de suspensión.

Oficialmente, Citroën nunca produjo un DS con carrocería abierta, solamente existió la tradicional berlina. Tenemos que irnos a los especialistas ajenos a la fabrica para encontrar estas carrocerías, en especial, tenemos que visitar las instalaciones de Carrosier Chapron, en la calle Aristide Briand de Llevarois-Perret, Francia.

Henri Chapron fue el único carrocero que supo adaptarse a los tiempos y sobrevivir a la hecatombe que sufrieron muchos especialistas durante los años 50. Fue tan hábil, que mientras otros cerraban sus puertas, el recibía encargos directamente de los fabricantes. Un ejemplo de esa nueva forma de trabajar de Chapron fue la intervención en la creación de varios elementos de chapa para los prototipos del Citroën DS y que además, entre 1958 y 1974, fabricó casi trescientas unidades exclusivas tomando como base el revolucionario Citroën DS. De todas esas carrocerías, había tres versiones descapotables, La Croisette, Le Caddy y Palm Beach, que es justamente a la que quería llegar aya que es la que luce el coche que ilustra este texto.

Citroën DS 21 Chapron

Se trata de una unidad que tienen a la venta en “Very Superior Old Car”, una empresa Holandesa especializada en vehículos antiguos y de alto estanding, por la nada despreciable cifra de 155.000 euros. Es evidente que no es una adquisición para todos los bolsillos. Y no es de extrañar cuando tan solo se hicieron 95 unidades del Citroën DS cabrio, aunque desconozco cuantas lucen carrocería tipo Palm Beach.

El coche de las fotos fue importado desde Canadá hasta Holanda en 1993 y sufrió una profunda restauración entre 2008 y 2010 por parte del conocido especialista Keyzer. Se reconstruyó el motor, un cuatro cilindros de 2.175 centímetros cúbicos y 139 cv, se retapizó todo el habitáculo por completo, se instaló un nuevo cableado eléctrico… en fin, que es casi un coche nuevo, contando con las quinientas horas que se invirtieron en recuperar la carrocería y su color azul original, así como la reparación de la famosa transmisión semi automática de cuatro velocidades y el tratamiento con Dinitrol para evitar la corrosión, muy habitual en los coches de entre 1950 y 1980.

Archivado en Citroën DS, Clásicos, Descapotables, Subastas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs