Citroën SM, sa majestè

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Citroën SM negro

“Sa Majestè”, Su Majestad en frances. Un manera casi perfecta para denominar al que personalmente considero como el último Citroën auténtico antes de que la firma de los chevrones entrara en la órbita de Peugeot y nunca más volviera a ser la misma. El último Citroën absolutamente vanguardista y futurista.

Eran la década de los años 60 y Citroën buscada sacar partido a la tecnología del Citroen DS en forma de deportivo bajo el nombre de “Project S”. Fue un desarrollo que no terminaba de tomar forma hasta que en 1968, se hicieron un acuerdo con Maserati y las cosas tomaron un cariz completamente diferente: combinaron una mecánica italiana con toda la sofisticación que Citroën era capaz de producir en aquellos días.

Así nació el Citroën SM, un Gran Turismo completamente adelantado a su tiempo, con soluciones que hoy en día son normales en casi cualquier coche y al que todavía se considera un modelo vanguardista. Se presentó en el Salón de París de 1970 con una estética rompedora obra de Robert Opronel, cuya silueta baja y alargada escondía un espectacular coeficiente aerodinámico de tan solo 0,26. Para haceros una idea, es el mismo Cx que tenía el Opel Calibra presentado unos 20 años después y es el mismo que el del Toyota Prius de segunda generación.

Pero no os voy a contar como en otras ocasiones la historia del modelo. Voy a coger un vídeo encontrado en YouTube como referencia y voy a presentar un “Top 5” con lo mejor del Citroën SM, con lo más espectacular y vanguardista.

5. Llantas de material compuesto

El nombre de estas llantas es Michelin RR y estaban construidas con una resina epoxídica reforzada en su interior con fibra de carbono y con una pequeña placa de aluminio para crear la zona de anclaje de los tornillos. Pesaban 4,25 kilos, la mitad de las llantas de chapa que se usaban de manera estándar. Fueron un éxito, pues se montarón en la mitad aproximadamente, de todos los Citroën SM vendidos.

4. Sensor de lluvia

¡¡Sensor de lluvia en 1970!! y nosotros nos maravillamos cuando nuestros coches lo traen de serie. Que cosas. Aunque si es cierto que era bastante primitivo.

3. Suspensión hidroneumática

Citroën SM con la suspensión estirada

¿Que Citroën que se precie no tiene suspensión hidroneumática? El Citroën SM contaba con un sistema regulable en altura y además, tenía autocorreción de la misma, que contaba con cinco esferas, cuatro para cada rueda y un acumulador principal que funcionaba con un liquido llamado “LHM” diseñado por la propia Citroën.

Una bomba impulsada por el motor presurizaba el circuito y la esfera acumuladora, alcanzado entre 150 y 180 bares y que además, alimentaba primero a los frenos delanteros y dándoles prioridad mediante una válvula de seguridad.

2. Faros autodireccionales.

Pues si, faros autodireccionales o luces adaptivas como las llaman algunos. Los faros estaban conectados a la suspensión y a la dirección y siempre alumbraban la carretera. Estaban compuestos por seis proyectores (tres a cada lado) cubierto por una pantalla transparente que ayudaba a su espectacular aerodinámica. Durante años, Citroën abandonó esta tecnología para recuperarla en 2004 con proyectores de xenón para el C4 y el C5 de “fase 2”.

1. Dirección asistida variable

Parece que no tiene sentido poner una dirección asistida variable en la primera posición, pero todo tiene su explicación. La dirección asistida del Citroën SM se conoce como DIRAVI (Direction à rappel asservi) y en resumen, se trata de un sistema que funciona a través de un volante que no es completamente circular, sino achatado por arriba y por abajo como si lo hubieran aplastado por ambos sitios a la vez, siendo muy directa y muy precisa. Sentó los precedentes de las direcciones actuales pues contaba con endurecimiento progresivo con la velocidad, y además, para quien no sepa francés, “direction à rappel asservi” significa dirección con retorno controlado, que viene a decir que la dirección asistida del Citroën SM contaba con un sistema de retorno y devolvía el volante a su posición inicial.

Su Majestad el Citroën SM se fabricó hasta 1975, cuando Peugeot se hizo con Citroën y paralizó la producción, habiendo vendido 12.920 unidades, de las cuales 2.400 coches fueron a Estados Unidos y unicamente 80, pisaron nuestra “Piel de Toro”. Por cierto, no se vendió en Reino Unido.

Archivado en Citroën SM, Clásicos, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Sergio dice:

    Mi hermano cumplió uno de mis sueños de niñez cuando me dio las llaves de su SM y me dejó conducirlo. A parte de todas esas cosas que has contado hay una que me llamó muchísimo la atención: No te deja ir despacio. El motor pide ir más y más rápido. Mi hermano fue en un tiempo inconfesable desde Barcelona a Zaragoza con una media de consumo 30 l/100km. Los “peros” eran muchos: Una única y kilométrica correa movía todo y era propensa a salirse de sus poleas a altas revoluciones (“-no lo pases de 3000rpm” me aconsejó en vano) lo que propiciaba “fiabilizaciones” de taller. La inyección nadie se atrevió a tocarla por delicada y rara y los duendes de la electrónica setentera campaban a sus anchas. Sueño y pesadilla. Le duró dos años estando quieto la mayor parte de ellos. Muy a su pesar lo cambió por dinero y un Alfa 75 América.

  • javier dice:

    El Citroen SM jamás equipó un sensor de lluvia ni nada que se le parezca. Es más, todos los mandos fueron herencia del DS. Tampoco es correcto decir que el motor lo comandaba una sola correa de distribución. En realidad era una principal y dos secundarias. El error de diseño consistió en los patines y tensores y en la mala calidad de las correas.

  • javier dice:

    Si alguien es capaz de cambiar un SM por un coche igualmente poco fiable como un Alfa 75 es que no se preocupó de informarse sobre las fiabilizaciones existentes para ese motor. A mi parecer en ese cambio salió clarísimamente perdiendo.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos