El Grupo PSA le planta cara a los consumos de homologación irrisorios

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Grupo PSA emisiones contaminantes

Bajo qué condiciones deben realizarse las pruebas de homologación de consumos para que pocas veces los veamos por encima de los seis litros cada cien kilómetros. No es ya ni siquiera un secreto a voces. Tienen todo de cara para pasar la prueba en unas condiciones más que favorables. Esto lleva siendo así desde hace unas décadas, eso es lo mejor de todo. El ciclo NEDC europeo permite a los fabricantes saltarse a la torera pasar unos tests realistas, que muestren verazmente los consumos bajo unas pruebas que reúnan lo necesario para asemejarlos a los que se lograrían si fuese cualquiera de nosotros el conductor.

Así ocurre, compras un coche que homologa 3,8 litros de combustible a los cien y cuando ves que marca 5,5 litros piensas, ¿realmente soy tan ineficiente con el pedal del acelerador? No te equivoques. Raramente, por decir nunca, verás en tu ordenador de a bordo esos 3,8 litros que te prometieron en el concesionario. El Grupo PSA, el cual había colaborado en esta mentira, busca ahora conseguir el perdón. ¿Cómo? Precisamente utilizando la estrategia opuesta, diciendo la verdad.

El Grupo PSA ha comenzado a ofrecer los consumos reales en función de una conducción más realista

Grupo PSA emisiones

Tras mucha espera y unas cuantas miles de reclamaciones después, tanto Peugeot como Citroën informarán de los consumos que presentan sus modelos en un ciclo de conducción realista. ¿Qué entienden ellos por realista? Aquí es justamente cuando un tercer actor entra en escena. Con objetivo de mostrar de buena fe el consumo real, se ha acudido a dos de las plataformas que tanto añoraban este viraje en el sector para que se confirme la veracidad de la información aportada.

Las ONG´s Transport & Environment (T&E) y France Nature Environnement (FNE) han sido las encargadas de llevar a cabo la inspección y control del experimento. Los dos modelos que se han utilizado para el desarrollo de las pruebas son el Grand C4 Picasso, el Peugeot 308 y un DS 3, estando todos ellos equipados por el mismo motor diésel 1.6 HDi de 120 CV, el más común de la gama. El trazado que debían recorrer los tres coches tiene, como el ciclo NEDC oficial, tres tipos de recorrido. De esta forma, debían recorrer una distancia equivalente a unos 95 kilómetros repartidos de la siguiente forma:

  • 25,5 km de zona urbana

  • 39,7 km de zona extra-urbana

  • 31,1 km de autopista

Aún así, habría que poner algún ‘pero’ que otro a las pruebas. No se ha detallado la velocidad media ni la ruta exacta de los tres coches. Únicamente se ha desvelado que los coches circularían a las afueras de París en los tramos de autopista y extra-urbano, nada más ha sido desvelado. Por otro lado, sí que se sabe que los coches cargaban con un peso similar al de varios pasajeros con tal de mostrar unos consumos más realistas. Además, también se ha conocido que los coches llevaban el climatizador encendido, aumentando el consumo final en unas décimas.

El Grupo PSA ya ha publicado los datos. En ellos se puede extraer una conclusión, la diferencia es abismal entre el registro publicado por el fabricante y el que determina el ciclo NEDC. Las principales diferencias que ha habido en cada uno de los modelos son:

  • Citroën DS 3: Mientras que el consumo que afirma el ciclo NEDC europeo es de 3,6 l/100, el experimento lo ha determinado en 4,9 l/100 (Supone un incremento de un 36,1% más)

  • Peugeot 308: Mientras que el consumo que afirma el ciclo NEDC europeo es de 3,8 l/100, el experimento lo ha determinado en 5 l/100 (Supone un incremento de un 31,6% más)

  • Citroën Grand C4 Picasso: Mientras que el consumo que afirma el ciclo NEDC europeo es de 4 l/100, el experimento lo ha determinado en 5,6 l/100 (Supone un incremento de un 40% más)

No hace falta decir mucho más. Que hasta un fabricante acepte el engaño y busque ahora saldar su mentira con el purgatorio dice mucho de hasta qué punto se está abusando de las emisiones y los consumos. Detrás de todo esto hay un escenario en el que la contaminación cada vez se está convirtiendo en un problema mucho más importante. Por fortuna, el año que viene hay que decirle adiós, ¡por fin! a esta forma de medir las emisiones. En su lugar habrá otro sistema más tajante, menos tolerante.

Archivado en Consumos, Emisiones, PSA
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs