Solo un gigante puede batirse contra el Tesla Model P85D: el Porsche Panamera Turbo S

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Model S vs Panamera

La tecnología evoluciona continuamente y gracias a ello, en la actualidad podemos disfrutar, aunque sea a través de vídeos en la mayoría de las ocasiones, de los modelos más bonitos del mercado. En este caso, los elegidos para comparar las prestaciones de ambos modelos se ha escogido la versión más potente del eléctrico de moda y una de las berlinas con mayor potencia del mundo. Hablamos ni más ni menos del Tesla Model S P85D y el Porsche Panamera Turbo S.

Aunque ya se ha podido observar en alguna ocasión la aceleración del germano, es el eléctrico el que se lleva la palma en cuanto al par máximo que genera desde parado tal y como se ha podido comprobar en varios vídeos. Si en anteriores veces has disfrutado de cómo es capaz de ventilarse a algunos de los mejores deportivos del momento, ¿Qué crees que ocurrirá si se le pusiese al lado la mejor versión de la berlina de Porsche? Por similitud, lo obvio y adecuado sería haber enfrentado al P 85D con el Panamera con tecnología híbrida para poder comparar el rendimiento de los motores eléctricos del americano y la tecnología híbrida usada en este modelo por la firma de Stuttgart.

Carrera de aceleración hasta 100 mph y frenado hasta parado

Además de contar con dos brutales aceleraciones, es igual de importante saber cómo parar estos dos buques. Hay que recordar que en el caso del eléctrico, sus dos motores eléctricos generan una potencia total de 691 CV mientras que el Porsche tiene bajo el capó un motor 4.8 de 570 CV de potencia. Según especificaciones técnicas del modelo, el alemán roza las dos toneladas de peso mientras que el norteamericano 2239 kilogramos. Con estos primeros datos, es difícil saber si los 121 CV de más hacen posible un menor tiempo en el cronómetro a favor del Model S vitaminado.

La carrera de aceleración consiste en una aceleración pisando a fondo hasta las 100 mph y frenar en seco para saber cuantos metros necesitan para detenerse. Por ello, sin más dilación, pasemos a desvelar cual ha sido el resultado tras las comprobaciones. ¿Habrá conseguido el americano continuar imbatido en estas pruebas o habrá, sin embargo, perdido la condición de invicto que le caracterizaba?

Más de alguno se habrá llevado una sorpresa al comprobar las cifras que ha conseguido la versión de combustión. El Tesla estaba empezando a acostumbrar a todos sus cualidades frente a otros deportivos. De repente, salta al juego un nuevo rival y, para ser sinceros, le ha barrido desde el primer metro. Pero, ¿Cómo es posible que el eléctrico sorprendiese por su brutal aceleración en otras ocasiones y esta vez haya quedado en ridículo frente a la berlina germana?

Diferentes motivos explican lo que ha ocurrido en el vídeo. En primer lugar, la diferencia de 200 kilogramos se notan, y tanto que se notan. Además, pese a que 121 CV de diferencia podrían inclinar la balanza hacia el vehículo del continente americano, lo cierto es que el Panamera Turbo S dispone de un sistema de tracción integral inteligente denominado PTM (Porsche Traction Management), el cual está integrado por la tracción total activa con embrague multidisco de gestión electrónica y regulado por el diferencial automático de freno (ABD) y el control automático de tracción (ASR).

Otro de los elementos que catapulta al Porsche hasta las 60 mph en solo 3.4 segundos (100 Km/h aproximadamente) es el cambio automático PDK. COn la ayuda de este sistema, consigue sacar dos décimas a su rival eléctrico. A ello hay que sumar el sistema Launch Control con el que cuenta, elemento fundamental a la hora de despegar desde el primer metro en la prueba. Con estos datos anteriores, para alcanzar el punto máximo de velocidad de la carrera, el Tesla Model S P 85D emplea 9.2 segundos mientras que el Porsche Panamera Turbo S baja ese tiempo exactamente un segundo.

A partir de aquí es cuando comienza la segunda parte de la prueba y con ello, las ventajas continúan estando de la mano del alemán. Un mayor peso conlleva, según dicta la física, a un mayor esfuerzo en la frenada para pararlo. Es debido a esto que la berlina bávara consigue detenerse en solo 90.8 metros mientras que la norteamericana eléctrica necesita 98.1 metros para frenar hasta parado. Hay que destacar que gran culpa de la victoria en esta parte de la prueba también se debe al potente sistema de frenos del que está compuesto el alemán. Ni más ni menos que por unos discos de freno de un diámetro de 390 mm delante y de 350 mm detrás, disponibles para las versiones Turbo y GTS.


Dicho esto, una cosa está clara, el Tesla Model S P85D ha salido vapuleado del duelo que le ha enfrentado a un rival más que digno, el Porsche Panamera Turbo S. Por otro lado, hay que decir que el público objetivo no es el mismo, no compiten en el mismo segmento y por tanto, un cliente potencial del Model S p 85D no se dirigirá a un concesionario de Porsche para hacerse con un Panamera Turbo S tras ver en este vídeo la paliza que le da el europeo. Además, con el precio de este último, unos 210.000 euros con algún extra que otro, se podrían adquirir mínimo dos Model S P 85D y aún sobraría algunos miles de euros.

Siempre es bueno disfrutar de este tipo de pruebas de aceleración donde lo más importante es ver cómo las marcas son capaces de crear auténticas bestias para el deleite de toda persona enamorada del motor.

Archivado en Cuarto de milla, Porsche Panamera Turbo S, Tesla Model S P85D
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion