Lukas Skersas demuestra todo su talento en el drift con un Nissan Silvia de los noventa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nissan Sylvia

El drift, esa modalidad que parece no tener límite en cuanto a demostraciones, acaba de sumar una nueva teniendo como protagonista al piloto Lukas Skersas. El también conocido como ‘Bandana Boy’ es un apasionado de la competición y más en especial, de los automóviles con tracción trasera.

¿Por qué son tan divertidos? El mundo que rodea al automovilismo se ha vuelto un tanto serio. Con tanta conducción autónoma y cambios automáticos, poco a poco va quedando atrás el espíritu que siempre ha dominado el mundo de los motores potentes. Otra historia es la tracción a las cuatro ruedas, es lógico pensar en efectividad pero de vez en cuando culear un poco y jugar con pedales y volante no está de más, ¿verdad? Los fabricantes lo saben y un buen ejemplo es el Lamborghini Huracan LP 580-2, el capricho perfecto para todo aquel que quiera ‘jugar’ de vez en cuando.

Lukas Skersas es uno de esos tíos que se fía más de los chasis tradicionales que de los nuevos y por ello escogió un Nissan Silvia S13 de principios de los años ochenta para demostrar que aún está capacitado para someterlo a fuerzas G fuera de lo normal.

Lukas Skersas y su gymkhana particular, un Nissan Silvia en Australia

En tierras australianas se vive la pasión de la competición desde un punto diferente que en el resto de continentes. No obstante, ello no quiere decir que no existan los medios para llevarla a cabo o que no existan modelos lo suficientemente potentes para sentir la adrenalina de la velocidad. ¿Por qué? Tan solo hace falta mostrar su tramo de carretera sin límites de velocidad o la tenencia nacional del Holden SS V Redline Ute, el pick up más rápido del mundo para darse cuenta de lo que valoran la velocidad.

Así pues, de nuevo una fábrica abandonada es el escenario perfecto para llevar a cabo toda una serie de derrapes que hacen la delicia de todos nosotros. Obviamente, el Nissan Silvia no hace toda esa serie de piruetas teniendo todos sus componentes de casa, por el camino se le han ido añadiendo algunas chucherías para elevar la potencia, mejorar el agarre del mismo en cada curva y modificar el mapa motor para subir el régimen de revoluciones mucho más rápido.

A Ken Block le están saliendo muchos competidores en los últimos años. Si hace poco más de un mes podía verse un desafío traído directamente desde Mexico, ahora Lukas llega para poner su granito de arena en esto del drift. Aún así, hay que destacar que no es un novato en esta materia, proclamándose vencedor de muchas competiciones a lo largo de todo el mundo y teniendo su propio seudónimo Bandana Boy.

El Nissan Silvia de faros escamoteables pasa rozando cada uno de los obstáculos que aparecen en el camino, llegando a rozar literalmente con alguno de ellos. A diferencia de otras gymkhanas mostradas en los últimos años, en esta se puede ver con un mayor detenimiento las reacciones del volante cuando se ve sometido a una fuerza increíble desde el eje delantero.

Archivado en Australia, Drift, Gymkhana, Nissan Silvia S14
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion