Tres formas de replantear tu medio de transporte con una mayor economía en mente

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Gente usando coche compartido

El hecho de que las ciudades se queden cada vez más pequeñas para un parque automovilístico creciente no es ninguna novedad. Para nosotros los que vivimos en una gran ciudad ya es un hecho asumido que movernos por ésta nos va a llevar mucho tiempo, estrés entre el tráfico y una buena suma económica al mes en combustible y aparcamiento.

Sin embargo son cada día más las opciones que tenemos para movernos de forma sostenible y óptima sin recurrir al coche privado. Hace décadas que mucha gente prefiere moverse en transporte público ahorrando una buena suma. El compartir coche también se ha masificado hace pocos años gracias a la expansión de plataformas como BlaBlaCar.

Sin embargo, aún quedas tú conductor, que aún sigues usando el coche de forma individual para ir a trabajar y para moverte por tu ciudad cuando podrías hacerlo acompañado por otras personas que van al mismo sitio que tú, o hacerlo en transporte público fomentando el cuidado con el medio ambiente. Deberías probar a cambiar de hábitos y probar cómo te repercute económicamente dejar de usar el coche para todo y hacer ese mismo trayecto de forma alternativa; o al menos compartiendo coche —que también te supondrá un ahorro en combustible, ya sea porque te pagan por el viaje o porque os turnáis—.

Sin embargo, estarán esas personas que por tener que desplazarse a lugares con transportes mal comunicados, no les queda otra que usar su vehículo privado. Pero un coche genera muchos gastos por el mero hecho de ser nuestro: averías, seguro, impuestos, etc. Por eso existe otra alternativa que son los coches por renting, donde pagando una cuota fija mensual tendremos siempre un coche en buenas condiciones, cuyas averías están cubiertas por el servicio de renting y que actualizamos cada pocos años.

Esto supondrá ahorrarnos multitud de gastos que generan los coches, más cuando se van haciendo viejos y empiezan a dar problemas ciertas piezas que acusan el paso de los kilómetros y la edad. Ellos se encargarán de ofrecernos asistencia en todo momento, de correr con los gastos del mantenimiento del coche, cambio de neumáticos y pago de impuestos.

Archivado en Ciudad, Transporte público, Transportes
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion