Desmintiendo un mito: ¿es recomendable arrancar con el embrague pisado?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Arranque por boton

Seguro que alguna vez habéis tenido este debate con algún amigo, ¿Debemos pisar el embrague antes de arrancar el motor? Pues por fin, vamos a dar respuesta a esta pregunta en Freno Motor.

La respuesta más obvia seria que si, por si acaso nos hemos dejado una marcha puesta y no nos hemos dado cuenta, o bien para evitar perjudicar el motor de arranque o la batería. Pero también, existen otros elementos que entran en juego a la hora de arrancar y que podemos perjudicar en el caso de no pisar el embrague.

Todos sabemos que nuestro coche se compone de un motor y una caja de cambios, entre otras muchas cosas. La caja de cambios es la que se encarga en, gran medida, de poder transmitir la fuerza del motor a las ruedas. Cuando vamos circulando, para cambiar de una marcha a otra, apretamos el embrague, que es básicamente un conjunto formado por dos platos que interrumpe o transmite el movimiento del motor a la caja de cambios.

Elementos del embrague

Por otro lado, tenemos el motor de arranque, que es un motor eléctrico que conectamos cuando accionamos la llave para arrancar, o en el caso de los coches más modernos, el botón de arranque. Durante ese momento, el motor de arranque se acopla al volante de inercia, que es un plato que está siempre conectado al motor y contra el que actúa el embrague. Cuando el motor de arranque comienza a girar, inicia el ciclo del motor, entra aire y carburante en los cilindros y el motor se pone en marcha. Justo en ese momento, soltamos la llave y el motor de arranque se desacopla del volante de inercia.

Como es lógico, un motor de arranque tiene la capacidad suficiente para poner en marcha el motor, pero someterlo a un esfuerzo más grande del necesario, puede ocasionar una fatiga en el mismo, pero también un consumo innecesario de la energía de la batería, como por ejemplo, cuando nuestro coche no arranca a la primera. En este caso, nunca debemos mantener el motor de arranque funcionando más de cuatro segundos, y si pasado ese tiempo no conseguimos que el motor se ponga en marcha, esperaremos unos 15 o 20 segundos más antes de volver a intentarlo. Así podremos dejar que la batería se recupere un poco.

Sistema de embrague

Entonces, llegados a este punto, ¿Qué tiene que ver el uso del embrague antes de poner el motor en marcha?, pues que si no pisamos el embrague, sometemos al motor de arranque a un esfuerzo innecesario, ya que tiene que arrastrar los engranajes del eje primario de la caja de cambios, y esto se produce aunque tengamos la palanca de cambios en “punto muerto”. Esto, con el motor frío, es un problema, ya que la valvulina, que es líquido que baña los engranajes de la caja de cambios, es extremadamente denso, por lo que arrancar en frío removiendo ese líquido con el motor eléctrico, es un esfuerzo considerable del que podemos prescindir. Solo tenéis que pisar el embrague hasta que el motor se haya puesto en marcha, luego lo soltamos y ya está.

Archivado en Arranque, Embrague
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs