Cómo cambiar la rueda de un coche: sigue estos pasos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Así se arregla un pinchazo

Pinchar una rueda no es algo que ocurra todos los días. De hecho hay conductores con años de experiencia al volante que jamás han tenido que cambiar una rueda por este problema. Recuerda siempre la importancia de mantener unos neumáticos en buen estado para minimizar las posibilidades de pinchazo.

Pero el día que solemos sufrir este contratiempo suele ser el más inesperado. Es entonces cuando muchos conductores se arrepienten de no haber comprobado que disponen de las herramientas necesarias para cambiar su rueda o de haber revisado el estado del neumático de repuesto.

Otros muchos comienzan a ponerse nerviosos ante el desconocimiento de los pasos a seguir para solucionar el problema, y terminan por recurrir a la grúa. Precisamente para estos últimos conductores están destinadas las siguientes líneas, en las que conoceremos el proceso para sustituir una rueda pinchada de nuestro coche.

gato-coche

8 pasos para cambiar la rueda de un coche

– En primer lugar es necesario tomar las medidas de seguridad oportunas para ponernos manos a la obra. Si hemos pinchado en plena carretera tendremos que situar nuestro vehículo en un lugar adecuado, poner los triángulos de emergencia si es necesario y equiparnos con el chaleco reflectante.

– Antes de comenzar las tareas de sustitución tendremos que asegurarnos de que disponemos de los materiales necesarios. Ubicaremos la rueda de repuesto, normalmente situada en la parte inferior dentro del maletero, y comprobaremos su estado. También necesitaremos el gato para levantar el coche y la llave para aflojar las tuercas.

Antes de levantar el coche con el gato conviene aflojar ligeramente las tuercas de la rueda, ya que después nos facilitará la retirada de ésta. Por lo general para ello tendremos que realizar algo de fuerza al estar bastante apretadas.

cambiar-rueda

– Llega la hora de situar el gato. Si la rueda a cambiar es la delantera, lo colocaremos inmediatamente detrás de ésta. Si por el contrario hay que sustituir la trasera, lo haremos justo delante. Toca mirar los bajos del coche para conocer el punto exacto en el que colocar el gato. En muchos casos viene indicado con una flecha, pero si no es así buscaremos el punto de anclaje que encaja con nuestro gato.

– Comenzaremos a extender el gato hasta que toque con el anclaje del coche donde irá situado. Por supuesto antes nos habremos asegurado de que el terreno sobre el que lo hemos colocado es firme y el gato no se hundirá al levantar el coche. Alzaremos el coche poco a poco confirmando que el gato está bien situado sobre el anclaje. Cuando la rueda quede unos centímetros por encima del asfalto y tengamos hueco suficiente para sacarla dejaremos de extender el gato.

Rueda con pinchazo

– Es momento de quitar todos los tornillos de la rueda pinchada y extraerla. Tendremos que tener cuidado con el peso de la llanta. Una vez retirada la situaremos debajo del coche por seguridad en caso de que el gato fallara.

– Levantaremos la rueda de repuesto y la encajaremos en el eje para comenzar a poner los tornillos. Siempre tendremos que apretar las tuercas en forma de X y roscando poco a poco cada una de ellas hasta que todas queden bien apretadas.

– Llega el momento de bajar el coche poco a poco con el gato hasta retirarlo. Los primeros kilómetros circularemos con mucho cuidado y en cuanto sea posible acudiremos a un taller para reparar la rueda pinchada.

Archivado en Neumáticos, Pinchazo, Ruedas de repuesto
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion