Cómo adelantar con el coche con seguridad

Cómo adelantar con el coche con seguridad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

linea continua

Ya sea en ciudad, autopista o carretera convencional, adelantar es una de las maniobras más peligrosas y en la que debemos poner todos nuestros sentidos para no llevarnos un susto ni suponer un riesgo para el resto de conductores.

Pero, ¿realizas tus adelantamientos habituales con seguridad? Hoy queremos ofrecerte una serie de consejos para que esta maniobra no se traduzca en un riesgo innecesario. En este caso nos centraremos en los adelantamientos en vías secundarias, donde buena parte de los accidentes producidos tienen que ver con esta situación.

Antes de iniciar el adelantamiento

Aquí es donde se cometen buena parte de los errores a la hora de realizar un adelantamiento. Sobra decir que antes de iniciar la maniobra nos habremos asegurado de estar en un tramo de carretera con línea discontinua que nos permita sobrepasar a otro vehículo, y la próxima señal de prohibido adelantar se sitúa a una distancia suficiente para efectuar el adelantamiento sin excesivo riesgo.

Carretera de doble sentido

En este caso Fernando Alonso y la Fórmula 1 son un mal ejemplo: nunca te acerques en exceso a la parte trasera del vehículo situado delante antes de adelantar. Por una lado perderás visión del carril contrario para saber si se acerca otro automóvil, y por otro te arriesgarás a un accidente al no mantener la distancia de seguridad si el coche que te precede frena por algún imprevisto.

Lo último a tener en cuenta antes de adelantar es valorar las condiciones generales de nuestro vehículo. Si no disponemos de un coche con demasiada potencia a lo mejor es conveniente esperar a un tramo de carretera con mayor visibilidad. Lo mismo si por ejemplo viajamos con el vehículo cargado.

Durante el adelantamiento

Nos disponemos a efectuar el adelantamiento, pero no sin antes haber comprobado que ningún vehículo detrás de nosotros ha iniciado ya la misma maniobra, en ese caso tendrá preferencia sobre nosotros.

Si no es así, echaremos un vistazo por el retrovisor, activaremos el intermitente izquierdo y comenzaremos el adelantamiento, siempre en ese orden. Si es necesario bajaremos una marcha para aumentar el rango de revoluciones y disponer de mayor capacidad de aceleración. Pisa el pedal con decisión y sin miedo.

Al adelantar dejaremos una separación lateral suficiente con el vehículo superado que variará en función de la velocidad, anchura y características de la vía.

Una vez superado el vehículo activaremos el intermitente derecho para regresar a nuestro carril dejando un espacio suficiente con el automóvil adelantado que no le obligue a modificar su trayectoria ni velocidad.

carretera-audi

¡Ojo! Si durante el adelantamiento observamos que un vehículo se aproxima de frente y no podemos completar la maniobra con seguridad reduciremos la velocidad para volver de nuevo a nuestro carril, advirtiendo mediante las señales correspondientes al resto de conductores.

Algunas dudas frecuentes sobre los adelantamientos

Siempre ha existido debate sobre algunas cuestiones a la hora de realizar adelantamientos. Pero es tan sencillo como acudir a la norma de Tráfico para salir de dudas.

Por ejemplo, ¿se puede realizar un adelantamiento múltiple? Pues sí, aunque el reglamento de circulación deja claro que “ningún conductor deberá de adelantar a varios vehículos si no tiene la total seguridad de que, al presentarse otro en sentido contrario, puede desviarse hacia el lado derecho sin causar perjuicios o poner en situación de peligro a alguno de los vehículos adelantados”.

¿Y superar el límite de velocidad para adelantar? En el caso de las carreteras convencionales, los turismos y motocicletas pueden rebasar en 20 km/h el límite establecido en el momento de adelantar siempre y cuando el vehículo adelantado no circule a la velocidad máxima permitida.

Archivado en Carreteras, Consejos de conducción, Seguridad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs