Cuidado con el alquiler de coches, lo barato puede salirte caro

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Alquiler de coches

Uno de los métodos preferidos para algunos turistas para pasar sus vacaciones es el de alquilar un vehículo lo más económico posible. Sin embargo, esta práctica en la realidad puede resultar no ser tan barata como pensamos si antes de hacer la reserva no nos leemos bien la letra pequeña en el contrato de alquiler, ya que el precio final que obtenemos a través de los comparadores o en las páginas de alquiler no siempre contemplan los servicios que nosotros queríamos contratar o cubrir.

La primera recomendación es leer siempre con paciencia las condiciones del servicio a contratar y en caso de duda, ponerte en contacto con la empresa de alquiler para que nos aclaren las dudas que tengamos. Así, estaremos seguros de lo que realmente hemos contratado y que no nos la han ‘colado’. También es necesario saber si el precio final contempla todos los aspectos para finalmente, alquilar el vehículo y comenzar a usarlo.

Otra de las recomendaciones para alquilar un vehículo es la necesidad de comparar los precios y condiciones de las diferentes empresas alquiladoras. Aunque un precio nos resulte realmente atractivo, no debemos dejarnos llevar por ese bajo precio ya que a la larga nos puede resultar más caro que otras opciones en un principio más caras. No solo tenemos que fijarnos en el precio, también y muy importante que nos fijemos en sus condiciones. Da igual que nos sintamos ‘preguntones’, tenemos que tener claro que es lo que incluye el contrato, el tipo de seguro y finalmente, tasas e impuestos.

Tenemos que revisar bien la famosa letra pequeña, ya que una vez firmado el contrato la empresa puede autorizar cualquier cargo posterior que precisen oportuno. Así pues, si hemos contratado el alquiler con un seguro a terceros, la empresa nos podría cargar en la tarjeta de crédito unos gastos de pequeñas reparaciones como arañazos en la carrocería, llantas, o incluso de limpieza del vehículo si consideran oportuno dadas las circunstancias de entrega.

Alquiler de vehículos

Por tanto, tenemos que revisar muy bien el estado del vehículo antes de la entrega para evitar problemas posteriores. Tenemos que obligar a la empresa a detallar en el contrato los desperfectos que hayamos encontrado antes de cogerlo, ya sea interno o externo, por pequeño que sea. Es recomendable fotografiar el vehículo al momento de la entrega desde distintos ángulos y sus posibles defectos, también que en las fotografías se incluye a ser posible, la hora y la fecha.

Es habitual que nos carguen diversas cantidades por la limpieza interior del coche, la excusa perfecta es que había arena en el piso -es normal si en las vacaciones hemos ido a la playa-. Estos cobros nos pueden costar más de un color de cabeza por mucho que los consideremos abusivos, por lo que lo mejor es que si se encuentra en el banco algún cargo de este tipo bloquear posteriores cargos de dicha empresa para que no nos cobren de más por algo que no nos deberían de cobrar ya que es habitual cobrarlo aunque entreguemos el coche en perfecto estado.

Otra de las cosas que tenemos que tener en cuenta son los adelantos en concepto de combustible. Suele ser habitual en estas empresas abonar el precio del combustible con el que se ha entregado el vehículo, normalmente abonandotelo en la tarjeta de crédito.

Algunas de las muchas protestas de los clientes que han alquilado alguna vez un vehículo, es el excesivo precio que hay que dejar por el depósito de combustible, bastante más alto que el precio real del litro de gasolina o gasóleo. Una de las cosas más habituales es que nosotros recojamos el coche con el depósito lleno y lo tengamos que devolver vacío. Mucho cuidado con eso ya que en este caso pagaremos el precio del combustible al precio que la empresa quiera, y normalmente este suele mucho más caro que el precio real. Además, lo normal es que devolvamos el coche con algo de combustible cuyo importe no siempre es reembolsado al cliente, para esto también hay que tener la letra pequeña.

Alquiler de vehículos

Otra de las cosas importantes a la hora de alquilar un vehículo es el del límite de kilometraje. Si existe esta limitación es recomendable saber a qué precio se cobrará de más por kilómetro y si conviene aplicar el siguiente límite de kilometraje o pagar kilómetro a kilómetro lo que nos sobrepasemos.

También debemos prestar bastante atención al apartado del sitio de recogido y devolución del vehículo tras haber realizado una reserva ‘online’. El importe a cobrar por no recoger el vehículo en un establecimiento o realizarlo fuera de horario de oficina no siempre se ajusta al coste real del servicio. Se puede considerar una práctica engañosa ya que las empresas no indican que dadas estas casualidades, habrá un cargo extra.

Y tu, ¿has tenido alguna buena o mala experiencia con alguna de estas empresas alquiladoras de vehículos?

Archivado en Alquiler de vehículos,
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Carlos dice:

    Como bien dices, lo más importante cuando te llevas uno de estos es repasar el estado del mismo y entregarlo en perfectas condiciones o sino pueden rascarte bastante el bolsillo.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs