Consejos para que tu coche deslumbre siempre

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Limpiando el exterior del coche La carrocería es lo primero que se ve de un coche, y un coche cuidado deslumbra por sí solo. Es inevitable que esta se deteriore con el paso de los años, por el clima, por el uso, etc. A veces nos da una pereza tremenda lavarlo, y lo sabéis. Pero con estos trucos puedes hacer que luzca en perfectas condiciones mucho más tiempo.

Limpieza

Limpieza de llantas

Lo primerísimo de todo es lavarlo. Es aconsejable lavar el coche con bastante regularidad. No lavarlo todos los días ya que esto también influye en el deterioro. La mejor forma para limpiarlo es seguir estos pasos. Primero se le da un agua a todo el exterior del vehículo, si puedes, limpia con jabón llantas y pasos de rueda, ya que solo con agua no sale la suciedad. Este pre-lavado es para evitar que las arenillas no rayen la pintura en el túnel de lavado.

Para el primer paso recuerda, que las pistolas suelen ser de alta presión. Esto acaba dañando la pintura, por tanto, mantén una distancia prudente. En el segundo paso, lo metemos en el túnel de lavado, recuerda cerrar retrovisores y retirar o bajar la antena de la radio. Cuando salga del túnel, ya está casi limpio. El tercer paso es acabar a mano lo que ha quedado a medias, es decir, los vanos de las puertas y taloneras. Esas zonas son inaccesibles para la máquina.

Con un caldero, una esponja y jabón específico para carrocerías rematamos la faena. Lleva un poco de tiempo, pero el resultado de la limpieza es inmejorable. Para las llantas de aluminio, si es que el coche dispone de ellas, utilizaremos productos para ese menester o un quitagrasas y un cepillo de cerdas suaves y a frotar. Las llantas se ponen negras por el contacto con la suciedad del exterior y por el polvillo que sueltan las pastillas de freno al usarse. Unas llantas limpias dicen mucho de un coche.

Otros aspectos

Productos para la limpieza del vehículo

Como ya dijimos, una de las claves para cuidar la carrocería es lavarlo con cierta frecuencia, así evitamos que la suciedad se adhiera a la pintura y la acabe dañando. Si además vives en zonas con mar o de montaña, es imprescindible quitar el salitre del coche porque se acabará pudriendo.

Si lavas el coche a mano, procura siempre usar productos específicos, y a ser posible sin ácidos. Un mal uso de estos, puede causar un desastre en nuestra pintura. Pero no solo nos referimos al jabón, sino a las esponjas y trapos, que también tienen que ser especiales para vehículos.

Si la chapa se mancha con algún producto químico, es muy importante limpiarlo y quitarlo inmediatamente ya que pueden dejarnos un regalito para siempre con un arreglo bastante costoso. También se recomienda encerarlo de vez en cuando, entre 2 o 3 veces al año, para protegerlo del clima. Tampoco hay que abusar de la cera, ya que esta puede comerse la pintura.

Los árboles mantienen fresquito el coche en verano, pero aparcar debajo de ellos no es muy recomendable. Las partículas de las flores y los excrementos de los pájaros van a parar donde todos sabemos. Efectivamente, encima de nuestro coche. Muchas de esas manchas a veces son muy difíciles de quitar. Aún así, es mejor esto que aparcarlo 6 horas al sol. Procurar aparcarlo en garaje o en un lugar que tenga techo y que esté protegido de los factores dañinos.

Si algún rayón afecta a la pintura de tu coche, es importante que lo repares cuanto antes. La chapa queda al aire libre, y esta se acabará oxidando y causando un gran daño.


Con estos simples pasos podemos hacer que nos dure mucho mas el brillo de nuestro vehículo. Lleva mucho tiempo dejar el coche impoluto niquelado, pero el resultado es genial y la satisfacción de verlo brillar mas genial aún.

Archivado en Carrocería, Cuidado, Exterior, Pintura
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion