Estos son los aspectos que se tienen en cuenta para tasar un coche de segunda mano

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Feria de ocasión de coches

Es un hecho que la venta de coches de segunda mano entre particulares está más activa que nunca. Sin embargo, los servicios que tasen nuestros vehículos tendrán en cuenta poco o nada el aspecto o cuidado de nuestro coche, y se dejarán llevar tan solo por valores objetivos, que darán finalmente un valor de venta. A pesar de ello, ya os hemos contado algunos trucos para mejorar su aspecto, y así revalorizar su valor de venta.

Para calcular el precio, existen multitud de posibilidades, pero nosotros nos vamos a centrar en las páginas de tasación online que hay por Internet. Hoy os vamos a hablar precisamente de los elementos en la venta de coches de segunda mano que son importantes tienen en cuenta a la hora de calcular el valor de reventa de nuestro vehículo.

  • Marca y modelo: Aquí hay un dilema social, que establece el valor de reventa en función de la valoración que tenga el mercado en general sobre las marcas o modelos. Es por ello que no porque nuestro coche sea de alta gama o muy caro vaya a tener un valor de reventa alto. Un gran ejemplo de esto es el Citroën C6, una berlina de representación del más alto nivel que se vende casi regalada a día de hoy, precisamente porque está poco valorada por la gente. Sin embargo, otros coches muy populares y afamados conservarán su precio de reventa con el paso de los años de forma mucho más estable que el resto. Ejemplos para este caso son muy claros: SEAT Ibiza, Volkswagen Golf o SEAT León serán coches que envejecerán muy bien en el mercado de segunda mano.

  • Tipo de carrocería: La carrocería también es muy importante. Normalmente las más valoradas son las versiones más estándares, quedando más devaluados los descapotables por posibles problemas que puedan tener con la capota o las versiones ranchera por su aspecto poco agraciado en muchas ocasiones. Los coches con dos puertas no tienen por qué verse afectados por este baremo, pero sí que es verdad que nuestro público seguramente se vea reducido, porque no todos son amigos de los coupé, y prefieren la practicidad de las cuatro puertas.

  • Motor: El motor es también un elemento muy importante a la hora de valorar un coche de segunda mano. Aquellas mecánicas más fiables tendrán un valor de reventa más alto. También serán mejor valorados los motores diesel por el hecho de que son más duros en modelos antiguos y muy austeros en cuanto a consumo. Hoy día esto se va equilibrando por los problemas que tienen los diesel respecto a los gasolina, pero en coches usados, los diesel de la vieja escuela pueden hacer que el mismo coche pueda costar varios miles de euros más que su homólogo de gasolina.

  • Año de matriculación: Cuando un coche pasa de los diez años su precio en el mercado de segunda mano cae en picado. Solo los modelos emblemáticos suben de precio, hasta que se convierten en joyas, que tras varias décadas son capaces de costar mucho más de lo que valían cuando se compraron nuevos. Pero por regla general, cualquier coche que pasa de los 10 años cae por debajo de los 3000 euros.

  • Kilómetros: Es un aspecto relevante, pero también muy a tener en cuenta de forma personal en cada coche. Es mucho más preferible un coche con 200.000 kilómetros que haya tenido un correcto mantenimiento y que sean kilómetros sanos, a un coche con 80.000 km que haya sido maltratado, con muchos kilómetros en ciudad y con un mal mantenimiento. Esto por regla general no podremos saberlo, pero si somos finos de oído sabremos si un motor realmente suena como un reloj o si está harto de vivir.

  • Extras: Probablemente uno de los aspectos más decisivos a la hora de valorar el precio final de venta de un coche. No es lo mismo vender el modelo más básico pelado de extras que un coche equipado hasta las cejas. Es muy normal que dependiendo de los añadidos que traiga su precio se infle bastante. Elementos como llantas de aleación, faros de xenon, control de crucero, techo solar, asientos de cuero, etc. suelen revalorar mucho nuestro coche.


A modo de conclusión, decir que si necesitas dinero rápido, la tasación a través de un servicio de compraventa va a ser tu única opción, ya que las compras entre particulares no suelen ser rápidas precisamente. Entre que ponemos en venta el coche y llega el comprador final suelen aparecer muchos interesados que vienen a probarlo pero que finalmente no se deciden. Aunque si realmente quieres sacarle el mayor partido económico a la venta, más te vale no tener prisa para vender tu querido coche.

Archivado en Compraventa, Internet, Segunda mano, Tasación
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos