Descubre los 5 coches con los que serías el rey de la fiesta en la noche de Halloween

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Coche demoníaco

Siempre me pasa lo mismo; llegan estas fechas y me siento algo confundido. Las calles empiezan a engalanarse de cartelitos con vampiros, zombis y demás especies terroríficas anunciando multitud de fiestas donde no faltarán la sangre, vísceras, y demás elementos que durante los restantes 364 días del año a la mayoría de la gente les repugna. Las tiendas se llenan de disfraces tétricos, guadañas, tridentes, cuchillos, ojos, telas de araña, y demás parafernalia que las dotan de un aspecto infernal.

Como habrás adivinado, hablo de Halloween, una fiesta importada de Estados Unidos que en pocos años se ha convertido en una celebración muy popular. Y es que lo que antes estaba destinado de forma minoritaria a los más pequeños de la casa es ahora celebrado también por lo no tan niños. No es de extrañar, a todos nos gusta una buena juerga y pasarlo bien con los amigos, y si para colmo podemos perder la vergüenza a través de disfraces u otro tipo de extravagancias, mejor.

En este sentido, para muchos el tener un buen disfraz para Halloween se ha convertido en todo un arte; un proceso que puede llevar días de preparación e incluso desembolsar bastante dinero, y todo para ser el centro de atención. ¿Pero te has preguntado alguna vez cuál sería el coche ideal para lucir en estas fiestas? Desde Freno Motor queremos aportar nuestro granito de arena, así que te vamos a recordar a 5 vehículos del mundo ficticio que están íntimamente relacionados con todo lo que recuerde a Halloween. ¿Te atreverías a disfrazar también a tu coche de alguno de los siguientes protagonistas?

El Espantomóvil

Espantomóvil de los Autos Locos

Sin duda alguna, todos recordamos con mucho cariño los dibujos de “Los Autos Locos”, o “Wacky Races.” En cada episodio, 10 extravagantes y originales vehículos competían entre ellos para ganar la carrera a la vez que sorteaban las ingeniosas y desastrosas trampas del malvado Piernodoyuna y su chistoso perro, Patán.

Uno de estos extraños bólidos era el Espantomóvil. Este oscuro vehículo estaba conducido por los llamados Tenebrosos (o también La Pareja Compleja) un humano corpulento al que jamás se le veían los ojos a causa de su largo flequillo y un pequeño vampiro con piel púrpura. El Espantomóvil llamaba la atención por su enorme campanario en cuyo punto más alto residía un dragón, así como vampiros, monstruos y brujas. Gracias a las alas del dragón, el Espantomóvil era capaz volar distancias cortas, así como de aumentar su potencia usando su fuego a modo de propulsión que, según la serie, generaba “mil llamaradas de fuerza”.

The Mystery Machine

Furgoneta de Scooby-Doo

Si hay una serie de dibujos animados dedicado al mundo de los monstruos, esa es Scooby-Doo. Gracias a esta serie, de niños comprendimos que los monstruos no existían y, que de hacerlo, el único monstruo que habita este planeta es el ser humano.

En ella, dos chicos, dos chicas y un miedoso perro se dedican a resolver multitud de misterios bajo el nombre de “Misterios S.A” Para trasladarse en busca de aventuras, viajan en una peculiar y sicodélica furgoneta llamada “The Mystery Machine” (la máquina del misterio) Pero dicha máquina no es sólo una simple furgoneta, sino que es una herramienta fundamental para ayudar a los chicos en sus misiones. Para ello su piloto, Fred, no duda en modificarla con multitud de gadgets que le permiten convertirse en un todo terreno, tener la potencia de un coche de carreras, o disponer de un completo equipo de espionaje.

The Monster Koach

Coche de la familia Monster

Abandonamos el mundo de los dibujos animados, pero no la temática tenebrosa. Si Scooby-Doo nos enseñó que los monstruos no existen, hubo una serie que nos planteó la duda de por qué los monstruos no podían ser seres simpáticos y agradables. Con esta filosofía nació una serie de gran éxito: La Familia Monster (The Monsters)

En ella, se nos muestra a una terrorífica familia formada por personajes típicos de terror afrontando los problemas y situaciones cotidianas. Lo que realmente no tenía nada de cotidiano era el vehículo familiar, el Monster Koach.

Tomando como base tres Ford Model T, su creador, George Barris (padre del Batmóvil original y de KITT, entre otros vehículos conocidos) consiguió crear una bestia con corazón V8 de Ford configurado para ser instalado en un Cobra AC. Para su diseño, se invirtieron unas 500 horas en total, destacando los escapes cromados, la pintura negra, la tapicería de color rojo sangriento, o las ruedas al más puro estilo hot rod.

El Ecto-1

Coche de los cazafantasmas

Se dice que hay un número de películas que todo el mundo debe ver antes de abandonar este mundo. Una de ellas, a mi juicio, es Cazafantasmas. Estoy de acuerdo que seguramente dicha película tenga más fama de la que realmente se merece, pero sin duda alguna ha formado parte de una generación de jóvenes que crecieron viéndola.

Para hacer cazar a estas espantosas criaturas del más allá, los Cazafantasmas se desplazaban a bordo del conocido como Ecto-1. En realidad se trata de un Cadillac Miller-Meteor del año 1959 que se hizo popular como vehículo fúnebre, por lo que tuvo que ser pintado y decorado con logos y conveniente sirena de sonido peculiar para la película. Y para poder transportar todo el pesado equipo de los Cazafantasmas, el Ecto-1 contaba con un motor que generaba 350 cv de potencia gracias a sus tres carburadores y suspensión neumática regulable.

El Azote de los Muertos

Vehículo mata zombis

Si eres aficionado al género cinematográfico de zombis, seguramente conocerás la película “La tierra de los muertos vivientes” (Land of the Dead) de George A. Romero, y que viene a ser la cuarta entrega de una serie comenzada por “La noche de los muertos vivientes”, y continuada con las secuelas “El amanecer de los muertos” y “El día de los muertos”

En dicha película un vehículo adquiere un papel importante en toda la trama: El Azote de los Muertos (Dead Reckoning) Con este peculiar nombre, se nos presenta un vehículo de filosofía totalmente militar, más parecido a un tanque que a un camión, que le permite aventurarse por las zonas infestadas de muertos vivientes con relativa facilidad. Para ello, El Azote de los Muertos se encuentra blindado hasta las cejas y cargado con multitud de metralletas, e incluso misiles, que lo convierten en un arma de destrucción masiva prácticamente invencible.


Como ves, hacer que nuestro vehículo se parezca a alguno de los anteriormente mencionados parece tarea imposible, y seguramente llevará más tarea de la que implica tener un disfraz llamativo. Pero si tuviéramos en nuestra mano llevar a cabo tal empresa seguro que pasaríamos una fiesta de Halloween realmente inolvidable. De modo que, con coche o sin coche, te deseo que pases una noche terroríficamente divertida.

Archivado en Halloween
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos