No te pierdas uno de los accidentes más espectaculares en el ‘Infierno verde’

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Renault Megane Nürburgring

Dejando a un lado los circuitos más importantes del calendario de la Formula 1 o la Moto GP, posiblemente el más importante podría ser el trazado de Nürburgring. No se sabe muy bien por qué es uno de los favoritos para cualquier piloto aunque obviamente, las principales causas que se barajan son la gran variedad de tramos, la longitud de la pista y la interacción entre corredores de muy diversos estilos.

Pese a que se le podrían adherir multitud de bonitos adjetivos, no hay que olvidar que incorpora largas rectas por lo que es muy fácil alcanzar y superar con creces los 250 km/h. Es un circuito que al estar abierto al público, de vez en cuando puede colarse algún que otro principiante y la verdad es que exige mucho todo el recorrido. Más que nada porque puede haber algún Alfa Romeo Giulia QV volando por la pista o vehículos poco apropiados para rodar en trazados como este.

En el día de hoy, traemos, desgraciadamente, un accidente que ha salido hace escasamente un par de días por medio de Youtube. En las imágenes, se puede observar como el conductor que filma lleva una dashcam en el salpicadero con el objetivo de grabar sus vueltas al ‘Infierno Verde’. Sin embargo, no sabe que está a punto de grabar uno de los accidentes más espectaculares que se han visto nunca.

Accidente de un Renault Megane RS

De acuerdo con la ética que debe poseer uno al entrar en este tipo de pistas, si el conductor ve que se aproxima por el retrovisor otro vehículo a más velocidad, es necesario que se salga de la trazada para evitar situaciones de riesgo. En este caso, como muy bien hace el conductor a bordo de un Nissan 200SX, se echa a un lado para que el coche blanco que ve desde el retrovisor izquierdo le adelante. Esta maniobra no tendría por qué nombrarse pero justo lo que viene a continuación es digno de ver más de una vez.

Mientras el Renault Megane RS está adelantando, pisa con las ruedas delantera y trasera izquierda el césped, provocando una falta de estabilidad. En un intento de escapar del fango, el piloto decide contravoltear, yéndose directamente hacia el quitamiedos de la parte derecha de la pista. Teniendo en cuenta que en ese momento podría ir rozando los 200 km/h, el golpe es brutal. Además, dada la irregularidad que hay en el terreno, el deportivo sale catapultado hacia el aire unos cuantos metros, llegando a dar una serie de vueltas de campana hasta que finalmente se detiene por el cese de la inercia.

Instantes después, el piloto que graba las imágenes, sale escopeteado para auxiliar a la víctima del accidente tan llamativo. Afortunadamente, salió por su propio pie sin sufrir heridas graves. Sin embargo, el coche parece que terminará directamente en el desguace por el estado en el que ha quedado.


No es el primer accidente que se produce en el mítico trazado ni tampoco será el último. Si uno va a correr a Nürburgring, está dispuesto, bajo su responsabilidad, a tener este tipo de contratiempos. Menos mal que no ha habido que lamentar víctimas y todo ha quedado en un gran susto.

Archivado en Accidentes, Nürburgring Nordschleife, Renault Mégane
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion