Bryce Menzies se alza con el récord al salto más impresionante jamás registrado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Bryce Menzies

¿Qué dirías si te ofreciesen patrocinar un evento en el que pretendes superar un récord mundial de salto en un automóvil de competición? Seguramente no podrías negarte y es que la verdad, aparecer en la organización que registra los récords es un orgullo para cualquier persona.

Bryce Menzies es la persona que acaba de lograr esta histórica hazaña, saltando una distancia total de 115,6 metros a bordo de un vehículo de competición. Este nuevo registro supera con creces el anterior, el cual estaba fijado en un recorrido total de 92,4 metros. Sí que es cierto que sí que se había conseguido lograr saltar un equivalente a 102 metros pero nunca se reconoció de forma oficial.

Así pues, ¿qué características tenía el vehículo para lograr batir el récord anterior? Aquí van algunos datos de lo más sorprendentes.

Nuevo Récord Guiness al salto más largo del mundo a manos de un vehículo de competición

Un pick up Pro 2 modificado con unos 900 caballos de potencia ha sido el vehículo utilizado para la prueba. Un equipo de amortiguadores y frenos con los reglajes dispuestos para la ocasión han contribuido enormemente a la consecución de esta nueva marca a batir. ¿El motivo? La energía que empuja al coche no es algo sencillo de parar en la caída.

Así pues, Bryce Menzies, un experimento piloto, debía sobrepasar esa distancia de 115 metros. Podría haberse materializado sin ninguna clase de escenario ni decorado pero los amigos de una conocida marca de bebidas energéticas cuentan con todo tipo de detalles para sus campañas de publicidad.

La decoración, por tanto, se trataba de un antiguo pueblo de Nuevo México. Obviamente se contaban con todas las medidas de seguridad pero aún así la prueba entrañaba un problema tras ver en las imágenes la falta de una escapatoria en condiciones. ¿Qué es lo más curioso de la historia? Hubo algún que otro problema.

La espectacular recreación no se pudo aprovechar en su plenitud. Resulta que todo estaba planeado para que hubiese una retransmisión en directo desde el canal de Youtube que la compañía patrocinadora del evento tiene. Miles y miles de personas iban a poder ver cómo acababa la consecución del desafío pero un accidente impidió poder celebrar el logro con todos los que lo seguían desde sus casas.

Una de las caídas provocó que el piloto se lesionase un hombro, dejando el mejor de los intentos anteriores como prueba de la validez del reto. No pudo ser pero sí que se consiguió el objetivo inicial, que el nombre de Bryce Menzies quedase fijado para la posteridad en la organización que se encarga de la validación de los nuevos récords.

El vehículo contaba con varias cámaras colocadas en localizaciones estratégicas para captar el momento exacto del salto desde diferentes perspectivas. En este otro vídeo de a continuación puedes ver cómo lo vivió el piloto en primera persona y cómo sufrió el equipo de suspensiones que este vehículo tenía.

Archivado en Records, Red Bull, Saltos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs