Tener un coche oficial de la reina Isabel II no sale nada barato, aquí sus motivos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Bentley Musanne 1

En muchas ocasiones si un coche ha pertenecido a una personalidad famosa puede que acabe obteniendo un valor por encima del resto de unidades en el mercado. Ha ocurrido recientemente con un Mercedes SL muy especial, modificado bajo la firma AMG y ése no será el último caso.

Ahora, una unidad muy especial de la Casa Real británica acaba de salir a la venta. Como podrás imaginar, en palacio no tienen un mal gusto y más concretamente, la Reina Isabel II. No hay duda del sentimiento patriótico de su majestad y qué mejor honor que disfrutar de una gran flota de coches de espíritu totalmente inglés. Así pues, entre su colección hay algún que otro Rolls-Royce, Bentley y varias unidades Range Rover, entre otros.

Pues bien, entre todos esos, la monarca va a jubilar uno de ellos con tan solo cuatro años de vida. Se trata de un Bentley Mulsanne de anterior generación y por supuesto, no saldrá a la venta a un precio de saldo. El coste del vehículo asciende a 250.780 euros, ¿caro o barato? Según se mire, hay aspectos positivos y negativos en la compra de un vehículo de estas características.

Por qué hacerse con esta berlina y no una sacada directamente del concesionario

Bentley Musanne 3

Si los 250.000 euros que se piden por él se ajustan de forma muy apretada dentro de tu presupuesto, -¡ya puedes darte un canto en los dientes!-, puedes ir olvidándote de lo que cuesta el último restyle sacado al mercado este mismo año. En torno a los 400.000 euros deberán desaparecer de tu cuenta corriente para tener en la puerta del garaje uno con todas las funcionalidades actuales.

Una vez eliminada esa posibilidad, vamos a centrarnos en lo que se incluye en la oferta. Motor V8 de 6.7 litros con apenas 9.300 kilómetros a sus espaldas, en otras palabras, un motor prácticamente nuevo. ¿Hablamos de rodaje? Apenas se le habrá dado caña al coche, no me imagino a la Reina Isabel II pidiéndole al chófer reducciones de marchas y que pisase a fondo del pedal del freno. Aunque bueno, hablando de relaciones, incorpora un cambio automático de 8 velocidades.

Obviamente, el afortunado propietario se llevará una unidad en la que una personalidad de la talla de su majestad ha viajado unos cuantos kilómetros en sus asientos traseros. Es curioso, con apenas kilometraje y sabiendo el coste de las unidades disponibles, no tiene un precio desorbitado. Lo lógico en estos casos sería que se incrementase el valor solamente por lo que ha representado y el papel que le ha hecho a la reina durante estos cuatro años.

Bentley Musanne 5

Aún así, ¿merece la pena? Podría ser una opción para quien crea y confíe en la revalorización futura de un modelo de este calibre. Para más inri, ha sido el coche de representación de la monarca en eventos tan importantes como el Diamond Jubilee celebrado en el año 2012 o la primera reunión entre el Primer Ministro David Cameron y ella.

Fechas tan señaladas para los británicos como ésta podría provocar que el coche no tardase más que unos pocos días en ser vendido por algún rico defensor de la monarquía como sistema de gobierno.

Archivado en Bentley Mulsanne, Berlinas de representación, Compraventa, Lujo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion