Compactos y utilitarios convertidos en feas berlinas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Trasera Ford Focus berlina

Desde hace bastantes años, la aparición de los monovolúmenes, posteriormente de los SUV, y el progresivo aumento de tamaño de los compactos, provocaron que esas berlinas que apenas pasaban de 4,50 metros de longitud, e ideales para familias con uno o dos hijos que buscaban cierta amplitud interior y buena capacidad de carga sin tener que desembolsar un dineral, fueran desapareciendo paulatinamente del mercado. Las berlinas quedaron entonces representadas en gran mayoría por vehículos con una longitud mínima de 4,70 metros y un precio más acorde con los bolsillos más pudientes.

Sin embargo, con la crisis hemos vuelto a los orígenes, y muchas marcas han puesto de nuevo en su catálogo este tipo de berlinas medias de precio más ajustado. Pero hasta entonces. ¿Cuáles eran las alternativas que tenía quién buscara una berlina asequible?. Pues muy pocas, y básicamente se limitaban a ser modelos derivados de hermanos compactos o utilitarios. Y es que, incluso los antiguos griegos ya defendían la importancia en la proporción de las formas a la hora de crear una obra de arte, por lo que si coges algo que ya está hecho según unos parámetros y atendiendo a un criterio, y después le añades otro elemento, el resultado suele ser como verás a continuación, lamentable.

Citröen C4

C4 Sedán

Cuando vio la luz, el Citroën C4 era un coche rompedor. Su versión de 3 puertas rebosaba deportividad por todos los ángulos y rompía con la estética conocida hasta el momento. Por contra, la versión de 5 puertas era más sobria y con líneas más curvas, buscando sobre todo mejores cotas interiores y llamar menos la atención. Partiendo de esta base, Citroën no se comió el coco y en el año 2009 decidió simplemente crear una versión sedán añadiendo un enorme cajón a su modelo de 5 puertas.

Lo más destacable de esta versión es que era nada más y nada menos que 53 centímetros más largo que el compacto, alcanzando una cota final de 4,79 metros de longitud (1 centímetro más que el Citroën C5). Evidentemente, con tales dimensiones su punto fuerte era el maletero, con 513 litros de capacidad y una profundidad de 1,20 metros.

Chevrolet Aveo

Trasera del Chevrolet Aveo sedán

Cuando por obra y gracia de General Motors la coreana Daewoo pasó a denominarse Chevrolet en nuestro mercado, el Kalos era su modelo utilitario por excelencia. Con versiones de 3 y 5 puertas, la versión sedán vino a ocupar un escalón intermedio entre el Kalos y el compacto Lacetti.

Lo cierto es que el Kalos ya de por sí era un coche que dañaba los ojos cuando lo veías; y como por mucho que la mona se vista de seda, mona se queda, la versión de 4 puertas no iba a ser menos. Con su sustituto, el Aveo, hicieron una mejora sustancial en el diseño de la versión compacta; no así en la berlina. Su precio actual parte de 12.565 euros, pero si tenemos en cuenta que Chevrolet es una marca que hace buenos descuentos, por un precio interesante podemos tener un coche que, aunque sea bastante feo, con 502 litros de capacidad de maletero no se te quedará pequeño.

Chevrolet | Aveo sedán

Hyundai Accent

Trasera Hyundai Accent berlina

El Accent es un modelo que ha sido muy importante para Hyundai, no en vano ha estado en el mercado desde el año 1994 hasta el año 2010, pasando en este intervalo por tres generaciones distintas. El modelo que nos ocupa es el correspondiente al de la seguna generación (1999-2006), el cual trataba de ofrecer una imagen más deportiva que la de su predecesor gracias a la caída de su parte trasera imitando las líneas de un coupé.

Evidentemente, la versión sedán exterminó por completo lo poco que este coche podía reflejar de deportivo haciéndole, según mi opinión, tener un aspecto más anciano y sobrio

Kia Rio

Trasera del Kia Rio berlina

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Pues bien, para mí Kia ha tropezado tres con la versión Sedán del Río. Y es que sigo sin comprender cómo es posible que un modelo que ha evolucionado tanto en belleza a lo largo de tres generaciones no haya hecho lo mismo con su variante sedán.

Como ya has visto en los demás casos, lo habitual para estos modelos es simplemente insertar un tercer volumen la parte trasera del coche sin importar el resultado. Esto es lo que ha ocurrido con las dos primeras generaciones del Río, pero no así con la tercera, donde al menos hay que agradecer a los diseñadores de la marca el esfuerzo por ofrecer un vehículo que no fuera simplemente “la versión con culo” de otro ya existente. Sin embargo, creo que el resultado final no ha sido demasiado satisfactorio, con el cristal de las puertas posteriores forzosamente alargado y una caída demasiado prominente del voladizo trasero que rompe por completo la coherencia estética del coche. Al menos, de momento, podemos respirar tranquilos porque no se vende en España.

Renault Clio

Trasera del Renault Clio sedán

Con la segunda y tercera generación del Clio hemos estado de enhorabuena. Enhorabuena porque no hemos librado de tener que hacernos el harakiri tras ver esta horrenda versión de un coche tan mítico, ya que el Clio Sedán es un modelo que se ha comercializado en el mercado latinoamericano y asiático.

¿Y que puedo decir de este coche que no diga ya su imagen?. Pues que si al mítico Renault 5 GT Turbo se le conoce con el apodo de “culo gordo”, para este Clio creo que los calificativos similares se quedarían demasiado cortos. Al menos, con semejante trasera podías disfrutar de 510 litros de capacidad de maletero en un coche que medía sólo 4,15 metros de longitud.

Skoda Fabia

Skoda Fabia Sedán

Llámame loco, pero a día de hoy sigo pensando que la primera generación del Skoda Fabia me sigue pareciendo más bonita que la actual. Sin embargo, como por aquel entonces la gama de la marca checa se limitaba básicamente a este modelo y al Octavia, el Fabia fue profanado con una versión sedán que viniera a cubrir el enorme espacio que había entre ambos productos.

Al menos parece ser que basándonos en criterios prácticos la conversión si valió la pena, ya que el Fabia Sedán tenía una capacidad de maletero de 438 litros (178 más que la versión de 5 puertas), y su longitud creció 26 centímetros, hasta llegar a los 4,22 metros en total.

Suzuki Liana

Trasera del Suzuki Liana sedán

Conocido en otros mercados con el nombre de Aerio, el Liana fue un vehículo producido por Suzuki entre los años 2001 y 2007, cuando fue reemplazado por el SX4. Lo cierto es que sorprende que la marca japonesa sacara a la luz un modelo berlina de este vehículo, ya que la versión de 5 puertas contaba con un espacio interior notable y un maletero de 480 litros de capacidad; 33 más que el sedán. No en vano era conocido como el “monovolumen bajo”.

Apuesto lo que quieras a que apenas has visto uno de estos por la calle, sin embargo, si eres un fanático del motor y has seguido las peripecias de Jeremy Clarkson y compañía en Top Gear seguro que le has cogido un cariño especial.

Archivado en Berlinas, Chevrolet Aveo, Citroën C4, Hyundai Accent, Kia Rio, Renault Clio, Skoda Fabia, Suzuki Liana
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Sergiux dice:

    La “cuatropuertización” es un vicio muy español, y propio de mercados inmaduros. Acordémonos de los Málaga/Córdoba, el R-7 (buscadisimo en Francia), el Authi Victoria (un ADO 16 con culo exclusivo para España), los Corsa 4p… Incluyendo también la manía de Seat de dotar de más puertas de las originales: 127 4 y 5 puertas, 850 4puertas, 800… La necesidad obliga

  • Ricardo Botín dice:

    Un gran artículo, Álvaro. Lo de las cuatro puertas en España, como dice Sergiux, es un mal endémico. Hay verdadera obsesión por tener coches imposibles: que no sean excesivamente grandes, pero amplios por dentro; que tengan aspecto deportivo, pero sin las incomodidades que ello conlleva; que tenga cuatro o cinco puertas, pero con la estética de un tres puertas… De todos modos, la obsesión por la “cuatropuertización” no es solo exclusiva de España, ya que en EE.UU. funcionan muy bien este tipo de vehículos con carrocería sedán. Podrías haber puesto también el Volkswagen Jetta, que siempre me ha parecido un Golf con culo. Pero este tipo de listas siempre dejan opción a continuarlas.

    • Álvaro Hurtado dice:

      Yo el único sentido que le veo a estos coches son el de alternativa más asequible a un monovolumen, SUV, o compacto grande para quienes tengan uno o dos hijos y no quieran quedarse cortos de maletero a la hora de hacer la compra mensual o irse de vacaciones. Nada más, porque si ya se busca otra cosa, mal encaminado va el comprador.

  • […] normalmente no gozan de mucha popularidad debido a su desgraciada estética, las berlinas derivadas de vehículos compactos siguen teniendo cabida en el mercado europeo. Es por ello que Mitsubishi ha anunciado que ha […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion