La historia de cómo comprarse un superdeportivo y destrozarlo a los 10 minutos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

McLaren 650S

Superdeportivos y accidentes, una historia de amor que no para de fortalecerse con el tiempo. El último caso estaba en manos del Gumpert Apollo estrellado hace unos días tras el comienzo de la Gumball 3000 de este año, una de las ‘competiciones’ más increíbles y polémicas del mundo. Pues bien, ya hay una nueva víctima que pasa a ocupar este desprestigiado galardón.

Se trata de un recién estrenado McLaren 650S, la gama intermedia de la compañía británica, el cual ha sufrido el mismo accidente que el superdeportivo anterior, un choque contra un árbol con unas visibles consecuencias que afectan a la carrocería. Ahora bien, quizás no sería motivo por el cual hablar si no se hubiese tratado del hermano mayor de éste, el P1. Por tanto, ¿qué historia esconde detrás este modelo para tener que aparecer en estas líneas?

Muy sencillo, tan solo habían pasado 10 minutos desde que había salido del concesionario. ¿Demasiada confianza en un coche del que no se conocían las respuestas? ¿Mala fortuna? O quizás, ¿darle poco valor a un coche de más de 250.000 euros?

Qué hay detrás del McLaren que solo recorrió en vía pública 10 minutos antes de terminar estrellado

oie_613314818gGHuM

Según apuntan los primeros rumores, difundidos por el diario británico Mirror, el conductor del flamante deportivo había estado poco minutos antes descorchando una botella de champán en la entrada del concesionario, con motivo de la celebración de la entrega del superdeportivo. El suceso tuvo lugar en Hutton, localidad situada en el condado de Essex, Inglaterra.

Poco le duró la alegría. Tan solo unos minutos después, se calcula que alrededor de unos 10 minutos o un cuarto de hora, tuvo un desafortunado accidente contra un árbol tras salirse de la calzada. El impacto tuvo lugar en el morro de un bólido que partía de un precio de 272.000 euros. ¿Merecido o pura coincidencia? Afortunadamente, los ocupantes salieron ilesos con la ayuda de los testigos que presenciaron toda la secuencia del choque. A juzgar por la imagen tomada tras el accidente, la reparación podría salirle muy cara al propietario.

¿Le hubiese salido mejor la jugada yendo directamente a por el todopoderoso P1? Quizás, sumando la cantidad del precio del 650S y el coste de la reparación, podría ya no quedar tan lejos el modelo híbrido. Aún así, ¿qué pudo ocurrir para tener sufrir tal aparatoso golpe?

Teniendo en cuenta que el deportivo necesita solamente 30 metros para frenar en seco si se circula a unos 100 km/h, ¿qué velocidad es la que llevaría? Todo parece indicar que el conductor no eligió el momento más adecuando para darle gas a un británico de 641 CV de potencia, perdiendo el control y saliéndose de la calzada.

El accidente tuvo lugar el pasado miércoles y la policía del condado está en estos momentos buscando a una mujer que fue testigo del accidente y que fue a socorrer a las dos personas que viajaban en el coche. Según las explicaciones de esta señora, la investigación podría dar un vuelco, ya sea a favor del propietario o de la compañía si finalmente se esclarece el motivo exacto del impacto del superdeportivo con el árbol.

Archivado en Accidentes, Compraventa, Superdeportivos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs