Qué significa conducir cuando te persigue un tornado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tornado

Cuando el sol brilla, circular por una vía de doble sentido puede ser más o menos seguro. Lógicamente como una autovía de varios carriles no hay nada pero no siempre se puede circular por ellas. Ahora bien, cuando el mal tiempo golpea con toda su fuerza sobre el trazado, la peligrosidad aumenta de forma descontrolada.

Las carreteras convencionales, a veces, sufren este tipo de inclemencias. Verse envuelto en una tormenta de apenas unos minutos puede convertirse en una pesadilla si el tráfico es alto y la lluvia no para de caer. Ahora bien, ¿y la presencia de tornados?

No son muy frecuentes en la geografía española pero de vez en cuando aparecen noticias en las que los estragos de este fenómeno climatológico ha dejado por doquier. ¿Te imaginas que te pilla uno de los escasos que tienen lugar? Algo parecido a lo que verás podría ocurrir en el interior de tu vehículo.

Qué sensación puedes experimentar al cruzarte con un tornado en tu coche

¡Afición a los tornados! ¿Qué clase de persona podría tener entre ceja y ceja la búsqueda de éstos por el mundo? Los llamados ‘cazadores de tornados’ no paran de revisar la previsión metereológica en busca de la presencia de fuertes rachas de tiempo.

Vivir pegado a la información del tiempo del telediario es lo que hacen muchos dispuestos a cargar con las maletas para conseguir grabar y fotografiar el espectáculo. Muchos lo hacen desde una distancia prudencial mientras que otros, como es el caso de estas personas, prefieren experimentar qué es lo que ocurre en el interior de uno de éstos.

Sin duda alguna es un fenómeno que no puede pasarse por alto, podría decirse que es precioso pero que puede conducir a la muerte a todo aquel que no sabe guardar una distancia de seguridad. Sin embargo, este equipo de aventureros se trasladó hasta Wray, Colorado, para disfrutar del que tuvo lugar hace solamente unos días.

En las imágenes se puede observar cómo se adentran en el interior de una maraña de vientos que soplan en la misma dirección, formando una espiral que succiona todo lo que se encuentra a su paso. El vehículo llega a acercarse más de lo debido a la entrada de la tubería de aire y por poco no sale disparado hacia arriba.

Se puede ver cómo aumenta de tamaño a medida que va cogiendo más y más objetos, además de la cantidad de tierra que aspira a su paso. Afortunadamente, el tornado tenía intenciones benévolas hacia los ocupantes del vehículo que le grababa. Aún así, no sería la primera vez que uno de estos acaba con la vista de los buscadores de este tipo de vientos virulentos.

Archivado en Carreteras, Conducción, Seguridad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs