Curiosa fuente de inspiración de un artista al pintar un BMW M30 E30 de esta forma

COMPARTIR 0 TWITTEAR

BMW M3 E30

Hay automóviles que siempre tendrán un sitio en la historia. Además, suele ocurrir que este pequeño grupo de modelos emblemáticos coincide en un aspecto, sea cual sea la modificación que se les aplique, guardarán ese encanto que les caracteriza. Una de las principales cualidades que deben cumplir es saber llevar el peso de los años sin que esto se traduzca en una depreciación.

Uno de los modelos que mejor sabe cuidarse por el paso del tiempo es el BMW M3 E30. Tras esa generación, los ha habido mucho más potentes, con mejor tecnología y, digámoslo así, más modernos. Pese a todos esos obstáculos, dejando de lado alguna unidad en concreto, sigue incrementando el valor de revalorización. Es un modelo tan famoso y admirado por los amantes del motor que actualmente se está viralizando una campaña para que la empresa de juguetes Lego tenga su propia producción en miniatura.

Ahora, el artista Michael Jagamara Nelson ha hecho su última obra de arte teniendo como fondo el mítico deportivo alemán. Todo un conjunto de formas diversas que ha tenido como resultado la imagen que puedes ver al inicio del artículo. ¿Cuál es tu opinión? ¿Te parece acertado? No te pierdas el vídeo y verás todo el trabajo que ha hecho este pintor a lo largo de toda la carrocería.

BMW M3 E30 by Michael Jagamara Nelson

Lo primero que hay que destacar es el tiempo que ha empleado el artista en terminal esta obra de arte. Dejando a un lado las preferencias y los gustos, tan solo en siete días ha recorrido, centímetro a centímetro, ha decorado la chapa del coche dejando su huella y toque particular.

Se puede observar como ha utilizado un trazo diferente según cambiaban las partes del vehículo. De esta forma, las figuras geométricas, los trazos abstractos y las cenefas aparecen por doquier. En el resultado es donde mejor se ve la combinación de colores, formas y diseños utilizados. Hay que destacar también la firma del artista en las estriberas en un color anaranjado, el cual combina a la perfección con la mezcla de tonalidades empleadas.

Si uno se fija en la parte trasera del coche podrá ver dos especies piezas circulares que parecen dos altavoces. ¿Situados de cara al exterior? Se desconoce el motivo por el que se han puesto ambas piezas pero si es por estéticas, lamentablemente deslucen un trasero tan bonito. Por otro lado, no sería extraño verlo alguna vez en circuito porque al trasluz se puede ver como esta unidad incorpora una medida de seguridad muy aconsejable para los track days, las barras antivuelco y es que estamos hablando de modelos de finales de los años ochenta y principios de los noventa, donde los materiales eran menos seguros.

¿Te gusta? Para gustos los colores y más aún en esta ocasión. Es cierto que el diseño creado no parece encajar muy bien con el target que podría tener un vehículo así. Estamos hablando de un modelo duro, de difícil manejo, creado para divertirse y ponerle las cosas difíciles al conductor y unos colores así, tan vivos, parecen desentonar un poco el objetivo inicial de su creación.

Archivado en BMW M3, Históricos, Pintura
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion