Esta es una de las pocas veces que verás derrapar así a un Bugatti Veyron

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Bugatti Veyron Supersport

El Bugatti Veyron guarda tras su edición limitada un gran número de secretos y curiosidades. Se sabe, entre otros datos, que su coste por unidad ha sido mucho mayor que el precio de cada uno de los vehículos fabricados bajo este logotipo. ¿Qué sentido tendría mantener las producción de este modelo si se sabe que las pérdidas van a ser escandalosas? Reputación es la palabra clave. El grupo VAG, durante todos estos años, no ha hecho más que babear y ‘fardar’ de contar con la obra de ingeniería más extrema que se ha fabricado hasta ahora.

Hasta ahora, ¡qué buena expresión! El sucesor, cuya denominación oficial es Chiron, no es más que la continuidad de una obra de arte difícil de mejorar. Se sabe ya algún que otro detalle del nuevo modelo de la firma francesa pero hasta dentro de unas semanas no se sabrán los datos técnicos verídicos. Mientras eso ocurre, una unidad de las producidas en todos estos años ha hecho algo que se había podido ver muy poco.

Mira que hemos visto como el superdeportivo se daba un baño, como un fan de AC/DC interpretaba una canción desde el asiento del copiloto, pero, ¿y algún donuts? ¿A qué no? Ha llegado el día y además, con tomas de diferentes perspectivas para que lo disfrutes.

Un Bugatti Veyron Super Sport se divierte haciendo varios derrapes como nunca lo habías visto

Esta escena no sería nada especial si no se tratase de este modelo. Habrás podido comprobar en muchas ocasiones como algunos de los deportivos más famosos del mundo queman rueda sin importarles las consecuencias. Un juego de neumáticos es algo que para un superdeportivo puede estar de paso por tan solo un par de años. En un Bugatti, esto es para pensárselo dos veces.

Hay que recordar que el modelo francés, insignia del grupo VAG en cuanto a tecnología, esconde unos gastos difíciles de asumir. Entre ellos están, como no podría ser de otra manera, el juego de neumáticos que calza. Están fabricados por el fabricante Michelin Y cada uno de los juegos de ruedas cuesta la friolera cantidad de unos 10.000 euros. ¿Por qué? Es un modelo que no tiene ningún sentido en cuanto a eficiencia. Consume en diez minutos todo el tanque de combustible solo con el objetivo de superar los 400 km/h, no vale la pena hacerse preguntas de por qué necesita un juego especial o por qué supuso un lastre para la compañía. Solo quédate con esos datos.

Lo cierto es que no debe hacerte ni pizca de gracia consumir todas las gomas en unos minutos de diversión. Tal vez por este motivo, las imágenes del vídeo de hoy no han podido repetirse tanto como nos hubiese gustado. Lo mejor será darle al play unas cuantas veces y disfrutar del legado que deja la versión más potente jamás fabricada del deportivo de la firma francesa.

El estandarte de la firma está a punto de ser relevado por un modelo actualizado que podría superar los 1.500 CV de potencia gracias a la hibridación. Puede adelantarse ya que tampoco se verán muchos donuts en la nueva versión, gastarse más de 10.000 euros cada dos meses acaba por no ser rentable por muy rico que sea uno.

Archivado en Bugatti Veyron, Derrapes, Versiones deportivas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs