Si te da pena ver un coche en un desguace, no averigües qué hacen con ellos en China

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cementerio de coches en China

Recuerdo que cuando estaba en la universidad, a causa de un asunto del que no me acuerdo el profesor que nos estaba dando clases nos dijo que les diéramos las gracias a los chinos por haberse despertado tan tarde, porque de lo contrario el planeta hubiera reventado hace décadas.

Y lo cierto es que tenía más razón que un santo. No olvidemos que China es el país con más habitantes de la tierra, ¿te imaginas la cantidad de contaminación y chatarra que generarían si todos su habitantes tuvieran un coche?

Afortunadamente, este despertar tardío del gigante asiático ha coincidido con una mayor preocupación por la contaminación ambiental, y los propios chinos la están sufriendo en sus carnes. Es por ello que las autoridades gubernamentales del país, en su intento de reducir los niveles de contaminación, velan por retirar de la circulación aquellos vehículos que no cumplan con la norma de emisiones nacionales.

Sin embargo, esta medida implica un terrible efecto secundario, y es que millones de coches, motos y camiones se amontonan en los desguaces del país ofreciendo una imagen más propia de un vertedero de basura que de un desguace tal y como nosotros lo conocemos. Para hacernos una idea de las cantidades de chatarra que se pueden llegar a generar, mencionar que este año 5,5 millones de coches serán desechados por sus altas emisiones, y se estima que para el año 2020 unos 16 millones de vehículos habrán pasado a mejor vida.

Pero como dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí podéis ver algunas fotografías tomadas en el depósito de chatarra de la ciudad de Hangzhou, donde se acumulan una cantidad desorbitada de 100.000 vehículos que forman un auténtico mar de metal. Y este es sólo uno de los tantos desguaces que existen en el país asiático.

Cementerio de coches chino

Como vemos, no parece que en China lleven muy bien eso de tener un protocolo de actuación para descontaminar el vehículo y valorar aquellas piezas que puedan estar todavía en buen estado de tal forma que las mejor conservadas se exponen en la explanada del desguace o directamente se almacenan con su correspondiente catalogación y etiquetado. Así, los conductores pueden buscar en la explanada o directamente contactar con el servicio de venta de piezas del desguace indicando marca, modelo y año de fabricación del automóvil en cuestión.

Igualmente, tampoco parece que se separen los metales que tengan algún tipo de desperfecto para que pueda ser reciclado y reutilizado en la fabricación de nuevos componentes.

Está claro pues que el hombre es un ser que genera basura, y mucha, tanta que las autoridades chinas también están tomando cartas sobre el asunto. No olvidemos que los fabricantes tienen sus ojos puestos en este mercado, ya que el año pasado representó una cuarta parte de las ventas globales.

Por ello, en un intento por frenar las ventas de automóviles, las autoridades chinas han reducido el número de nuevos vehículos que se pueden registrar. Así, mencionar que el año pasado el número de nuevas placas de matrícula disponibles en Beijing se redujo de 240.000 a apenas 150.000, y se ha dicho que en 2017 sólo 90.000 placas se emitirán para los coches normales y el resto de los coches ecológicos.

Archivado en China, Desguaces, Reciclaje
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos