¿Qué tendrá el Ford Mustang GT500 que siempre se la juega al conductor?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ford Mustang GT500

Desafortunadamente, a mediados de la segunda década del siglo XXI aún contamos por decenas la cantidad de accidentes graves que pasan cada día en las carreteras de todos los países. De aquí a hace diez años se han producido grandes avances en la industria pero aún no se ha conseguido evitarlos todos. De hecho, hasta obtener la máxima puntuación en los crash test se está convirtiendo en algo más que un reto para la mayoría de los fabricantes.

Sin embargo, todavía es pronto para pensar el día en el que no haya una sola víctima mortal pese que Volvo tiene entre ceja y ceja conseguir ese objetivo de aquí a cinco años. Sea desproporcionado o no, lo cierto es que siempre se ha catalogado como uno de los fabricantes que más apuesta por la seguridad. Mientras tanto, a veces algunos de los accidentes que se suceden son grabados en directo por tratarse de alguna concentración o porque el modelo en cuestión es diferente a los convencionales que pueden verse día a día.

Precisamente esto es lo que ha ocurrido esta vez, donde en una concentración uno de los Ford Mustang GT500 que participaban sufrió uno cuando se disponía a ‘quemar rueda’ frente a los espectadores. No es la primera vez que el famoso ‘pony car’ se ve inmerso en un problema relacionado con los neumáticos. Hace unos meses ya tuvo un Ford un percance frente a los espectadores que se agolpaban en la salida de un recinto en el que se celebraba una quedada y hace poco más de unas semanas otro suceso ocurría con mismo modelo por el estallido de una rueda trasera.

Accidente de un Ford Mustang GT500

¿Quién dijo que controlar el tren trasero de un Ford Mustang GT500 fuese fácil? Es lo que tiene cuando uno subestima la potencia americana de uno de los muscle car más potentes de la historia. Con más de 600 CV de potencia y un motor de 5 litros V8, no es difícil suponer que pueda ‘culear’ a la mínima que se aprieta el pedal del acelerador. Justo eso es lo que ocurre en el Shelby de hoy, una pérdida de control que seguro que no le va a salir nada barata.

De hecho, quién no va a estar nada contenta va a ser su aseguradora tras haber golpeado la pick up con la que choca en un primer momento y el ascendente de la saga en un segundo plano. Es decir, finalmente son tres coches los que se ven involucrados siendo el GT500 el culpable, obviamente.

Por cualquier mínimo detalle, el hecho es que el conductor del deportivo pierde el control y termina empotrándose con ambos coches, los cuales estaban en ese momento ahí estacionados. Continuando con las imágenes, se observa cual es el resultado del accidente. Por suerte, no había nadie en las inmediaciones por lo que únicamente hubo un herido, el conductor que estaba a los mandos del Mustang protagonista. La gravedad de la secuencia no se corresponde con las heridas del piloto puesto que pese a que tuvo que pasar por el hospital, apenas estuvo allí unas horas en observación.

Tras ver con detenimiento todo el vídeo, es importante destacar que nunca hay que fiarse de la reacción que puede tener un coche aunque las conozcas por la experiencia. Siempre puede actuar algún agente externo que sirva para inclinar la balanza negativamente.

Archivado en Accidentes, Derrapes, Ford Mustang
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion