Un Mercedes Clase G 63 AMG 6×6 queda carbonizado en su parte trasera

COMPARTIR 0 TWITTEAR

oie_OXkdPBHEMJLq

Si encontrar un Mercedes Clase G 63 AMG 6×6 no es tarea fácil de por sí, ¿qué decir de uno remozado por el radical preparador Mansory? Ya se sabe cómo se las gasta el carrocero alemán… Llantas desorbitadas, paragolpes desproporcionados y fibra de carbono por doquier.

Puede ser que rompa con la estética que guarda el modelo original pero sin duda alguna, otorga el carácter y la personalidad que su exclusivo grupo de clientes quiere. Ahora bien, el número de pedidos que atiende anualmente es más bien limitado por lo que es desperar que no existan muchas preparaciones como el modelo que se puede mostrar en la imagen principal que acompaña el artículo.

A tenor por lo que se puede observar en esa fotografía, todo parece indicar que un pequeño golpe podría haber quitado la sonrisa al afortunado dueño de este mastodonte de dunas y terrenos escarpados. Ahora bien, ¿qué pensaría cuando se bajó el conductor del Hyundai Santa Fe? Seguramente sabría de entrada que los daños de su coche serían mayores que los del Mercedes.

Por qué terminó incendiando el Mercedes Clase G de 3 ejes

Mercedes Clase G incendiado

Lo grave no estaba en la foto original sino más bien en la que está justo encima de estas líneas. Quedó completamente chamuscado. No se saben las causas del accidente pero todo apunta que fue un impacto anterior al sufrido con el SUV en el tanque de combustible, lo que originó las llamas que se propagaron por toda la carrocería en apenas unos minutos.

Así pues, ya puede decirse que de las 100 unidades que el fabricante produjo junto a la filial AMG ya quedan solamente 99 de ellas. Ahora bien, ¿qué es lo que va a perder el poseedor de esta joya sobre ruedas? Seguro que ya está lamentándolo o consolándose mientras busca cómo satisfacer la pérdida.

Un motor original del G 63 firmado por AMG potenciado hasta los 840 CV de potencia, un par máximo disponible de 1.000 Nm y una aceleración por debajo de los 5 segundos es lo que va a dejar de sentir cuando pise el pedal del acelerador de algún que otro de sus coches.

Si estaba muy enamorado del concepto posiblemente vaya a por otro 6×6 pero no va a ser tarea fácil. Aún así, siempre podría irse a la competencia, un Toyota Land Cruiser que un carrocero produce con la homologación para ser conducido con el eje extra que tanto revolucionó el mercado hace unos pocos años.

El fuego y los coches caros parece ser que siempre han ido de la mano. No se libra ni hasta Jon Olsson, el cual ya perdió su famoso Audi RS6 Avant que tandas alegrías le había dado, incluyendo su participación en una de las competiciones más famosas para el colectivo rico y aficionado a los coches, la Gumball 3000.

A fin de cuentas, ¿tanto dinero invertido en un coche de estas características y no llevar un juego de extintores para su utilización en una hipotética situación así? Quizás ya ha pasado página leyendo los catálogos y especificaciones de su próxima adquisición. Por dinero no será, ¿verdad?

Archivado en Incendiados, Mansory, Mercedes Clase G 6X6
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion