Cuando vas a ver un rally con los amigos y se te aparecen todos los santos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Brutal accidente en un rally

Tal vez pienses que estoy totalmente loco o tal vez compartas mi opinión, pero siempre he considerado que los mejores pilotos que existen sobre la faz de la tierra no son los que se sientan en monoplazas repletos de artefactos tecnológicos dignos de un cohete de la NASA para darle vueltas a un circuito esperando a adelantar a sus rivales en los boxes, sino aquellos que se sientan a los mandos de un vehículo para adentrarse en un territorio desconocido con una superficie cambiante y cruzar estrechas zonas a 180 km/h en donde salirse un centímetro del camino es sinónimo de accidente seguro.

Como es fácil de imaginar, me refiero a los pilotos de rallies. Aunque en esta disciplina automovilística no existan los tan aclamados adelantamientos, extraño será que puedas ver saltos o derrapes con tanta frecuencia dentro de un circuito.

Otro atractivo que ofrecen los rallies es que el público puede ver a los competidores prácticamente frente a sus narices. Sin embargo, ello también implica estar más cerca del riesgo; y es que aunque en los circuitos también hay accidentes (todavía seguimos conmocionados por el brutal accidente de Jules Bianchi en el pasado gran premio de Japón) en los rallies hay que tener mucho cuidado porque no existen gradas en donde puedas estar a salvo. Buena prueba de ello son los múltiples vídeos que seguramente habrás visto en el que algún coche se sale de la pista y atropella a algún espectador. Pues bien, en el vídeo que podéis ver a continuación lo más sorprenderte es… Bueno, mejor que lo veáis.

Este milagroso accidente ocurrió durante la celebración del Rally de Valle d´Aosta, en Italia. Como has podido comprobar, el coche pilotado por Piero Scanvone y su compiloto Diego D´Hérin, se sale del asfalto al entrar pasado de frenada en una curva. Como consecuencia del subviraje, el vehículo se dirige sin control hacía el exterior de la curva, en donde se encuentra un grupo de 9 personas; 4 de pié y otras 5 sentadas. Al prever que el vehículo se dirige hacía ellos, los que están de pie reaccionan a tiempo para apartarse de la trayectoria del vehículo, sin embargo, los que están sentados quedan más expuestos al fatal destino.

De estas 5 personas; 2 chicos y 3 chicas, los chicos consiguen reaccionar a tiempo para poder levantarse y huir. Por su parte, dos de las chicas no consiguen incorporarse y esquivan al vehículo prácticamente desde el suelo, mientras que la última se queda totalmente paralizada por el terror. Es aquí donde se produce el milagro, ya que el coche pasa a escasos centímetros de ella, la cual, aunque no haya sufrido heridas, tuvo que ser atendida en estado de schock.

Por su parte, los pilotos tuvieron que ser hospitalizados debido a las fuertes heridas que sufrieron, aunque en ningún momento se temió por sus vidas.

Archivado en Competición, Rallys, Vídeos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Ricardo Botín dice:

    Mientras que los cervatillos tienden a huir cuando detectan un peligro inminente, curiosamente muchos seres humanos se quedan paralizados cuando el miedo se apodera de ellos. Una reacción muy lógica si se encontrasen delante de un toro bravo, pero no la más correcta cuando se les viene encima un bólido.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion