Estas son algunas de las multas más sorprendentes impuestas por la Guardia Civil

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Guardia civil multa

El debate siempre está servido. ¿Multar por nuestra propia seguridad o para recaudar? Este tema siempre va a estar encima de la mesa. Dejando a un lado los límites legales en cuanto a velocidad, beber alcohol si se va a coger el coche o realizar alguna infracción que puede considerarse como peligrosa, hay otra serie de multas que pueden parecerte y, de hecho lo son, realmente sorprendentes.

En este artículo se van a reunir una serie de anécdotas que tienen relación con acciones que creías que no podrían considerarse como delitos a nivel administrativo. En la mayoría de estos casos, estarás de acuerdo, las sanciones tienen un alto componente recaudatorio. ¿Podrían estar relacionadas con la noticia que se publicó acerca del mínimo de multas que tenían que poner?

Qué multas son las más sorprendentes que ha puesto la Guardia Civil

Multas

El portal de servicios financieros Wiquot.com, ha creado una lista en la que se contemplan algunas de las acciones que se han considerado como las infracciones más curiosas. Hay varias que puede que las cometas a diario y que si te pillasen, podrían parar y multarte así que fíjate bien quién llevas a tu alrededor.

¿Recuerdas el conductor que fue sancionado por conducir mientras se rascaba una oreja? Está en la lista. Sí, pese a demostrar que no estaba hablando por el teléfono móvil, le mantuvieron la sanción administrativa con la excusa de que no podía conducir correctamente con una mano al volante.

Cuidadito con no llevar aire acondicionado en el coche en verano y además, venir de la playa. Por aquí pueden atacarte por varios frentes. Por un lado, conducir con una mano fuera de la ventanilla puede conllevar una multa de 100 euros por no mantener una buena posición en la conducción. Por el otro, si te paran y los agentes descubren que estás conduciendo con chanclas te podrían sancionar por no conducir con el calzado más adecuado. Este artículo de la ley obedece también a todo tipo de zapatos que impidan manejar correctamente los pedales.

¿Te tomas a la ligera la prohibición de usar el móvil o la radio mientras estás en la gasolinera? También es sancionable, si te pilla la policía podría caerte hasta una multa de 90 euros al considerarse una infracción leve. Ese mismo importe supondría tocar el claxon a horas nocturnas salvo emergencia o hacerlo frente a un hospital, por ejemplo.

¿Te pone nervioso conducir y además te muerdes las uñas? Búscate otro método para canalizar el nerviosismo, te pueden pone una sanción por un valor de 80 euros. Por otro lado, si tienes discusiones con tu copiloto, mejor déjalas para después, te podría caer una multa del mismo importe.


Pese a que algunas de las anteriores infracciones sí que pueden afectar gravemente a la hora de conducir un vehículo, hay algunas que no deberían castigarse con una sanción económica tan alta. Todas las que se han nombrado son veraces y corresponden a multas que se han impuesto a conductores reales, ya sea por medio de coches camuflados o vehículos de la Guardia Civil.

Archivado en Infracciones, Multas, Seguridad vial
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos