Pagan 156.000 euros por el coche más pequeño del mundo, ¿la inversión de la historia?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Coche más pequeño del mundo

En la actualidad tenemos, sobretodo en las áreas expresamente urbanas, modelos que miden unos pocos metros con el objetivo de sacar el mayor provecho de su corta longitud. En Japón están los kei cars, los cuales están estandarizados por la dimesión geográfica limitada. Es España y otros muchos países están los Smart Fortwo, Toyota iQ, Renault Twizy representado a los vehículos eléctricos…y algún que otro aspirante con su posible nicho de mercado. Sin embargo, ninguno de esos podría aspirar jamás a las dimensiones logradas por un vehículo lanzado al mercado en el año 1964.

Su nombre es Peel P50 y no habría pasado a la historia de no ser por un tamaño minúsculo de 1,3 metros de largo y 0,9 metros de ancho. Posiblemente, si eres un gran seguidor de uno de los mejores programas del mundo del automóvil como lo es Top Gear, al menos de momento, puedas reconocerlo si recuerdas el capítulo en el que Jeremy Clarkson se metía en un coche en el que apenas entraba. Existió de verdad, no se trató de ningún prototipo aunque sí que es cierto que apenas se comercializó.

Tal vez sea este el principal motivo por el que se hayan pagado más de 150.000 euros por una unidad en perfecto estado. Aún así…¿a quién le sobra tanto dinero para comprarse una cosa así?

Peel P50, el vehículo que podría tener la mayor revalorización del mundo

Coche más pequeño del mundo 2

Ateniendo a que por aquel entonces, en la década de los sesenta, se podría comprar por tan solo 199 libras esterlinas, es importante ver qué trayectoria ha tenido en comparación con el valor de la divisa actual. Actualmente, ese montante de dinero equivaldría a 3.760 libras esterlinas, es decir, unos 4.800 euros actuales. Teniendo en cuenta el precio que se ha pagado, uno puede hacerse a la idea de que este podría haberse considerado como uno de los pelotazos de la historia. Son más de 32 veces el precio pagado actualmente respecto al de los años sesenta aplicándose la subida del coste de la vida.

Es lógico pensar que terminaría encareciéndose, de las 50 unidades iniciales solo han sobrevivido al paso de los años 26. Posee el número de chasis original #D535 y será, sin duda, una de las atracciones de la colección de automóviles del anónimo nuevo propietario…porque tendrá colección, ¿verdad? No podría entenderse gastarse todo este dinero sin haber un gran colchón detrás.

Coche más pequeño del mundo 3

A modo de reconsiderar la oferta que adjudicó una de las pocas unidades del Peel P50, vayamos a ver qué podría esconder de valor este automóvil. Poseía un motor de tan solo 49cc, sí, idéntico al que podría tener una scooter actual. El motor lograba extraer 4,5 CV de potencia, esenciales para transportar a una única persona y algún que otro objeto, ¡no mucho más! Fue fabricado por la compañía británica Peel Engineering Company durante tres años, desde el 1962 hasta el 1965, siendo la unidad protagonista producida en el 1964. A modo de curiosidad, lograba alcanzar la ‘friolera’ velocidad de 55 km/h.

Un último dato que te dejará helado. No contaba con marcha atrás por lo que la única solución para circular en el sentido contrario era salir del vehículo y tirar con las manos del ‘cachibache‘. Esto era posible por su peso más que contenido, 59 kilogramos.

Archivado en Clásicos, Records, Subastas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs