PodRide, una alternativa a la bicicleta para los días de lluvia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

PodRide

Alternativas en la movilidad sostenible en las ciudades no faltan. Ya sea en forma de patinetes eléctricos, monopatines originales ideados por fabricantes de automóviles o cualquier otro medio de transporte curioso, lo cierto es que es una cuestión de adaptación por parte de la población que se mueve por el centro de las ciudades cambiar su estilo de moverse por el núcleo urbano.

Ahora, un nuevo vehículo, de dudoso diseño, acaba de aparecer en escena. Está producido por un joven ingeniero sueco de nombre Mikael Kjellman y según cree, está llamado a ser una de las innovaciones que podrían contribuir a la reducción de la contaminación en el ámbito urbano. ¿Qué ofrece esta característica bicicleta de cuatro ruedas para querer prescindir de tu automóvil convencional?

PodRide, el medio de transporte del futuro que busca financiación

PodRide rear

Sudoración excesiva, falta de seguridad y condiciones climatológicas adversas son los principales condicionantes a la hora de decantarse de la bicicleta para tus movimientos por la ciudad. Finalmente, muchos de esos consumidores que podrían optar por medios de transporte alternativos acaban sucumbiendo al vehículo privado o al transporte público. PodRide llega para acabar con todas las posibles excusas para no coger tu propio transporte manual y sin motor.

La estructura consiste básicamente en una bicicleta con pedales que envía la fuerza a un eje con una rueda en cada lado. Por otra parte, dispone de un techo practicable que sirve principalmente para proteger al usuario de la lluvia y de cualquier condicionante climático.

La estructura, aunque siempre a muy bajas velocidades, otorga una mayor protección al ocupante que una bicicleta en caso de un alcance en un atasco. Además, es muy fácil de acoplar y desacoplar para poder acceder al interior del PodRide ya que únicamente hay que apretar un botón manual para desarticular ambos extremos de la carrocería.

Con objetivo de evitar llegar al trabajo ‘chorreando’ de sudor, este vehículo cuenta con unas ventanas que se pueden abrir con el objetivo de refrigerar el interior cuando está en movimiento. Otra medida empleada para evitar la sudoración y cansancio del conductor radica en su sistema de pedaleo asistido. Cada uno de los PodRide cuenta con un motor que desarrolla 250 W y que ayudan a propulsar al piloto hasta los 25 km/h, una velocidad que le permitiría llegar al lugar indicado en menos de una hora.

Posee una capacidad de carga válida para 60 kilómetros de autonomía, una distancia que se puede considerar como óptima teniendo en cuenta el tamaño de gran parte de las ciudades donde presumiblemente podría comercializarse.

La última gran ventaja de este modelo radica en el espacio que ocupa ya que por anchura podría perfectamente circular por cualquier tramo de carril bici, cada vez más presentes en las zonas céntricas. En cuanto a longitudes, apenas mide poco más de un metro por lo que no podría suponer un problema aparcarlo en los núcleos urbanos más concentrados.

De momento únicamente hay una unidad operativa, siendo el tal Mikael Kjellman quién busca una financiación para poder vender su tecnología a gran escala. Así pues, al menos de momento, no se podrá ver por la calle ninguna unidad del PodRide, ¿logrará llegar algún día a tu ciudad? ¿Comprarás algún día uno de estos para moverte en tus desplazamientos por el casco urbano?

Archivado en Alternativas, Ciudad, Emisiones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion