Primera regla para robar un coche, saber manejar el embrague y el cambio manual

COMPARTIR 0 TWITTEAR

palanca

Cuando uno tiene pensado robar un coche (deseamos que olvide la idea) lo primero que tiene que hacer es saber conducir un modelo que disponga de dos o tres pedales. Para él debe ser algo inherente el hecho de que tenga una u otra combinación.

Ahora bien, ¿qué es lo que ocurre cuando uno pasa directamente a la práctica los nulos conocimientos que tiene en el apartado teórico? Una historia ha dado el salto a los medios de comunicación, haciendo inevitable la burla hacia este ladrón de pacotilla.

Según se ha podido saber, los hechos han tenido lugar en la localidad de St. Louis, en el condado estadounidense de Missouri. La víctima, aún incrédula por lo ocurrido, fue Dustin French. ¿Qué es lo que sucedió exactamente?

El señor French y el ladrón que no tenía ni idea de conducir un coche con cambio manual

pedales

Parece mentira, ¿verdad? Seguramente estás leyendo esta noticia desde algún lugar en el que aún (cada vez menos) proliferan los automóviles con cambio manual. ¡Hasta es posible que tú conduzcas uno de estos! Ahora bien, ¿qué es lo que ocurre si nos vamos a Estados Unidos?

Allí la situación cambia completamente. La gran mayoría de las personas jamás ha conducido un vehículo con la palanca y sus 4, 5 o 6 marchas. ¡Qué decir del embrague! ¿Qué es eso? Puede hasta que se lo pregunten muchos. Quizás es muy triste pero es la tónica que se repite en el continente americano.

Pues bien, justamente hubo un lamentable ladrón que amenazó al protagonista de esta historia a punta de pistola. Quería robarle el coche y sus pertenencias pero se fueron tal y como habían llegado. Es muy cómico y hasta nos pueda parecer algo irreal pero sí. ocurrió.

Según cuenta en la entrevista, dos personas le perseguían montados en un Honda Accord. En un momento dado, aprovechando que el señor French paró su Nissan Altima, uno de ellos bajó del vehículo y apuntó directamente a su cara, pidiéndole que saliese del coche y dejase todo lo que llevaba encima en el capó.

Tras este primer paso, le pidió que se alejase lentamente del coche en dirección recta y sin mirar ni un ápice para atrás. French cayó en la tentación y giró su mirada cuando creía que ya estaban llevándose su coche. Para aquel entonces los dos asaltantes ya estaban emprendiendo la huida montados de nuevo en el Honda. ¿Conclusión? Sí, no sabían manejar el cambio manual.

Tras haber leído la historia puede que pienses que no es concebible algo así. ¿No saber pisar el embrague, meter marcha e ir soltándolo poco a poco? Seguro que cometerían todos los crímenes que se pueden hacer con esta serie de engranajes.

Las cajas de cambio manuales terminarán pasando a la historia, de eso no parece haber duda pero aún hay que decir algo a su favor, nunca volverán a existir coches tan divertidos como los de la generación anterior. Si a ellos le sumamos la tan popular conducción autónoma… ¿Qué será de los que adoramos la conducción? Tendremos que buscarnos otras aficiones…

Archivado en Cambio manual, Embrague, Robos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion