Conoce algunas de las más increíbles réplicas de superdeportivos que se han fabricado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Bugatti Veyron cutre

Los superdeportivos son sin duda los grandes objetos de deseo de todos los amantes de las cuatro ruedas. Prácticamente a diario soñamos que pilotamos uno, y aunque sepamos que dicha fantasía sólo se hará realidad gracias a un factor casi imposible como es que nos toque la lotería o que se nos ocurra una idea millonaria, seguimos soñando y soñando.

Sin embargo existe gente que, cansados de soñar, han decidido llevar sus fantasías a la realidad por lo civil e incluso a veces por lo criminal, y no han dudado en poner todos los recursos que tienen disponibles para transformar un vehículo cualquiera en una réplica del superdeportivo de sus sueños, aunque a veces el resultado deje mucho que desear y en otras se consigan realizar réplicas casi exactas al modelo original.

Por eso, te queremos presentar algunas de las réplicas más llamativas que se han realizado de conocidos superdeportivos y que han conseguido llamar la la atención por diversos motivos, tanto buenos como malos. ¿Te apetece conocerlos?

Ford Mustang – Aston Martin Vanquish de James Bond

Aston Martin de réplica

Tienes que admitir que si no llegas a leer el subtítulo que precede a esta fotografía, difícilmente adivinarías que tras el caparazón de Aston Martin de este vehículo se esconde un Ford Mustang.

Los responsables de este espectacular proyecto son los miembros de Exclusive Motors, una empresa canadiense que se dedica a modificar vehículos y que han conseguido realizar esta réplica exacta, arsenal de armas incluídas, del Aston Martin Vanquish que conducía James Bond en la película “Muere otro día”.

Suzuki Cappuccino – Nissan GT-R

Mini Nissan GT-R

¿No te alcanza el presupuesto para todo un Nissan GT-R? Tranquilo, porque también podrás disfrutar de una versión en miniatura de este superdeportivo japonés. Para conseguirlo, nada más fácil que tomar como base un Suzuki Cappuccino y dejarlo exactamente igual que el Nissan. Míralos, si parecen padre e hijo.

Chysler Sebring – Bentley Continental GT Convertible

Bentley de réplica

Qué tendrán los descapotables que a todos nos encantan. Bajar la capota cuando llega el buen tiempo, sentir la brisa sobre nuestra cabeza mientras pisamos el acelerador y disfrutar del placer de conducir en contacto con la naturaleza.

Pero si además podemos hacerlo rodeados de un lujo digno de la nobleza británica, nos sentiremos los más afortunados del mundo. ¿Y cuánto nos costaría todo ello? Pues mucho menos de lo que piensas; concrétamente 26.500 dólares, que es la cifra que se llegó a pagar en eBay por esta réplica del Bentley Continental GT Convertible tomando como base un viejo Chrysler Sebring Convertible.

Honda NSX – Ferrari F50

Honda NSX transformado en Ferrari

Que levante la mano todo aquel al que le gustaría tener ahora mismo en la puerta de su casa todo un Honda NSX con las llaves puestas esperando a que te montes para conducirlo. Todos a la vez no, por favor.

Pues bien, parece ser que en este mal repartido mundo hay gente que ve al NSX como cualquier utilitario de calle y necesita más. Tranquilo, no hay problema, se transforma en todo un Ferrari F50 y todo el mundo girará la vista para contemplar tu vehículo.

Toyota Corolla – Ferrari F430

Ferrari de réplica

Tengo que admitir que este trabajo me ha llamado poderosamente la atención porque pienso que difícilmente podrá conseguirse una réplica mejor. Otra cosa es el interior y el sonido del motor.

Con todo, esta réplica realizada por la compañía “Executive Modcar Trendz” estuvo circulando por las calles de Bangalore (India) y casi todo el mundo creía que realmente estaban viendo un auténtico Ferrari F430. A nosotros nos parecerá sorprendente, pero si tenemos en cuenta que habrá mucha gente que no entiende de automóviles, pero vamos, lo mismo me ocurre a mí si me enseñan dos bolsos de Luis Vuitton.

Datsun 240Z – Ferrari 250 GTO

Falso Ferrari 250 GTO

¿Te gustaría tener todo un clásico italiano en tu garaje? Pues nada mejor que usar también a todo un clásico japonés cuyo precio es además mucho más asequible. Porque uno de los defectos del Datsun 240Z ha sido la de parecerse excesivamente al Ferrari 250 GTO.

Es por ello que al coincidir en elementos como la distancia entre ejes, la inclinación del parabrisas, o la disposición de los faros, entre otros elementos, hayan sido bastantes las réplicas que se han obtenido del 250 GTO usando como base a este deportivo japonés. Todo un sacrilegio y falta de respeto para un modelo que tiene su sitio en mi corazón.

Mitsubishi Eclipse – Lamborghini Reventon

Falso Lamborghini Reventon

Volvemos a ser testigos de cómo un deportivo japonés es empleado para convertirlo en un superdeportivo italiano. Para ello viajamos hasta Ucrania, donde un chico llamado Alexander Stupkin ha transformado su Mitsubishi Eclipse en todo un Lamborghini Reventon.

Para conseguir esta transformación empleó más de dos años de trabajo, y salvando la enorme distancia que existe respecto al original, hay que admitir que el resultado final tiene bastante mérito. Otra cosa es que guste o que te parezca una aberración.

Ford Cougar – Audi R8

Falso Audi R8

Si tienes ya unos añitos, como es mi caso, seguramente recuerdas que cuando eras un crío volvías la cabeza cada vez que veías un Ford Cougar por la calle. Sin embargo, el sustituto del mítico Probe no llegó a alcanzar el éxito de su predecesor.

Así que ni corto ni perezoso, un particular de Zaragoza decidió realizar esta lograda réplica casera del Audi R8 poniéndolo posteriormente a la venta por un precio de 40.000 euros en el año 2008. Ciertamente, ignoro si llegó finalmente a venderlo y cuál ha sido el destino de este particular y exclusivo coche.

Archivado en Réplicas, Superdeportivos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion