¿Taller oficial o uno convencional? BMW defiende lo suyo, del precio no dice nada

COMPARTIR 0 TWITTEAR

BMW X5

A la hora de comprarse un coche no hay que mirar únicamente el coste de las opciones, la decisión de la motorización o la forma de pago. Hay que ir más allá e informarse del coste de las reparaciones, del servicio postventa o de la opinión de otros propietarios del modelo que se va a escoger.

A la hora de hacer las revisiones es muy importante no llevarse una sorpresa cuando hay que apoquinar el dinero, no sería el primer caso que conozco de alguien que se ha comprado un compacto premium y no le llegaba para las revisiones y mantenimiento. Entre el coste de las revisiones y el pago de la letra del coche, había unos años que tenía que hacer números y números para salir adelante. ¿Merece eso la pena? Por supuesto que no.

A todo el mundo le gusta llevar el logo de una marca reconocida tanto en el capó o calandra como en el maletero pero a decir verdad, el sentido común debe ir más allá y gestionar si se va a poder hacer frente a todos los gastos que llegan después. BMW quiere buscar el lado positivo de las cosas y por eso te quiere mostrar un vídeo en el cual se observa, según opinión de la compañía, qué es lo que ocurre cuando dejas tu coche en un taller típico de barrio y cuando en uno oficial de la casa germana. Después de verlo, ¿qué elegirías?

BMW y su polémica con los talleres oficiales y convencionales

Lo primero que hay que decir, más allá de la polémica que puedan suscitar las imágenes anteriores, es que todo los representado está dentro de un entorno lúdico con el único objetivo de hacer reír al público. Es cierto que a los propietarios de cualquier taller multimarca no les habrá hecho mucha gracia…

Todo comienza con la llegada de dos BMW X5 a dos talleres con el objetivo de someterse a la revisión periódica. Las diferencias, ¡ojo!, siempre desde la visión subjetiva del fabricante, se observan desde el primer momento. Obviamente, cuanto mayor sea el descaro y la protagonización de los papeles, mayor es la repercusión que podrá generar esta campaña que, al fin y al cabo, es publicidad para potenciar los servicios tras una adquisición.

Este tema es un tanto difícil. Como ocurre en la ideología política, cada persona es un mundo y tiene su propia defensa de acudir a uno u otro establecimiento. Por decir algo positivo de ambos talleres, el oficial conoce el coche como nadie y utilizará productos de primera calidad reconocidos por la marca. Por el otro lado, uno convencional tiene a su favor, principalmente, el precio, el cual lógicamente siempre se situará por debajo que el oficial para ser más competitivo.

Dicho esto, es positivo que existan ambas alternativas para satisfacer a todos los clientes. Como ocurre en esta vida, todo tiene sus pros y sus contras y lo único que hay que hacer para tomar una decisión es valorarlos y darle una ponderación superior a lo que más nos interesa, solo así sabremos si estamos eligiendo la mejor opción para el mantenimiento de nuestro coche.

Archivado en Comparativas, Talleres, Vídeos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion