Nürburgring, o donde ir a quemar adrenalina sin importar el vehículo que tengas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Furgoneta en Nurburgring

Da igual de que religión se trate, porque todas procesan lo mismo: una vida en el paraíso más allá de la muerte. Pero quienes somos fieles seguidores de la religión del motor sabemos que existe un paraíso en la tierra en la que hay que peregrinar al menos una vez en la vida. Un lugar que, curiosamente, es apodado con el nombre de Infierno Verde.

Evidentemente, me refiero a Nürburgring Nordschleife, ese circuito de más de 20 kilómetros de longitud abierto al público en el que puedes darte unas vueltas soltando tus instintos más salvajes al volante. Porque Nürburgring no sólo el circuito donde las marcas prueban sus futuros deportivos o donde se libran batallas entre fabricantes para averiguar quién es capaz de conseguir el registro más bajo.

No, Nürburgring esmás que un simple circuito donde exprimir los caballos de tu potente deportivo. Es un lugar para disfrutar, y punto. Su trazado está confeccionado para que disfrutes sin importar la potencia de tu coche, si es diésel o gasolina, un deportivo o un simple utilitario. No, Nürbungring es mucho más que eso, y para poder sentirlo hay que rodar en él y dejar que su historia te envuelva con cada curva que trazas.

Como habrás podido comprobar en el vídeo, ya no hay escusas para no viajar al Infierno Verde y marcarte unas vueltas. ¿Que lo tienes que hacer con una Vespa? Da igual… ¿Que tu acompañante quería ir por una ruta con las bicicletas? Dile que hay tiempo para todo. ¿O que tienes que entregar un paquete urgente? Siempre podrás decirle al jefe que ese era “el camino más rápido”.

Archivado en Circuitos, Nürburgring Nordschleife, Vídeos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion