La eterna lucha entre Chris Harris y Ferrari

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Chris Harris - Ferrari 458

Muchos conoceréis a Chris Harris, uno de los periodistas más reputados y con más carisma del mundo del motor. Gracias su capacidad de comunicación y sus buenas manos se han convertido en el probador de referencia dentro del mundillo. Sin embargo, su peculiar forma de probar los coches y su total franqueza al transmitir sus impresiones le ha costado más de un roce con alguna marca.

Ha sido especialmente sonado ha sido el último choque del periodista con Ferrari. Mientras que la mayoría de grandes medios publicaban sus pruebas del LaFerrari el pasado 30 de abril, la marca italiana ha embargado la prueba de Harris para nuestros compañeros de /DRIVE hasta el próximo 26 de mayo.

Muchos os preguntaréis qué razón ha llevado a Ferrari a tomar semejante decisión. Pues bien, digamos que Harris tiene una relación algo complicada con Ferrari tras tener varios problemas con ellos en el pasado. Empecemos por el principio, ya que como el propio Harris cuenta, todo esto empezó en 2007.

Ferrari y sus artimañas con los coches de prensa

Cuando aún Harris trabajaba en Autocar, unas semanas antes de probar el 599GTB el departamento de prensa llamó a la oficina de Autocar preguntando qué circuito utilizarían para probar el coche. Al parecer desde Maranello tenían que enviar un equipo de ingenieros unos días antes al circuito para realizar pruebas y optimizar el rendimiento del coche.

Efectivamente, tras transmitirles el circuito en el que se realizaría el reportaje, los de Maranello trasladaron a un equipo completo de ingenieros y una unidad del 599 GTB y realizaron pruebas un día entero. Curiosamente estrellaron el coche, lo mandaron a fábrica, lo volvieron a probar y, finalmente, invitaron a probar a Harris ese 599 estandar, mecánicamente igual que cualquier otro 599 normal que se compraría cualquier cliente de Ferrari -entiéndase la ironía-.

Parece que la Scuderia tiene costumbre de llevar a cabo estas prácticas cuanto menos reprobables. El hecho de cambiar el set-up de un coche para adaptarlo a un circuito concreto personalmente creo que se puede considerar hacer trampas cuando hablamos de coches de calle, ya que estás dando tanto al periodista como a la audiencia un coche que no tiene nada que ver con lo que será un modelo normal de venta al público. Harris apunta en su artículo de Jalopnik del 2011 que situaciones similares se han producido en más ocasiones.

Por ejemplo, según Harris una de las unidades de prensa del Ferrari 360 Modena era 2 segundos más rápida en el 0-160 Km/h que la unidad de un comprador que él mismo tuvo oportunidad de probar. En otra ocasión Ferrari invitó a varios medios de prensa a un evento de fin de año al que la marca llevó dos 458: uno para las pruebas en linea recta y otro para los ejercicios de habilidad. Como el propio Harris indica:

Porque eso es lo que pasa cuando te compras un 458: ellos te envían dos sólo por esas eventualidades.

Tras el artículo que he enlazado más arriba donde Harris criticaba duramente la política de cesión de coches de Ferrari, la marca italiana le cortó el grifo y dejó de cederle coches para probar.

Chris Harris vende su flamante Porsche 911 GT3RS 4.0 y se compra un Ferrari 599GTB

Ya en 2012 y tras varios meses sin probar ningún Ferrari, Harris hizo un movimiento que dejó a buena parte de sus seguidores boquiabiertos. El bueno de Chris se había comprado hace unos meses un flamante Porsche 911 GT3RS 4.0, el coche por el que suspirábamos en aquella época buena parte de los aficionados a los deportivos.

Pero sorprendentemente vendió el espectacular GT3RS tras solo unos meses de uso y se compró un Ferrari 599 de segunda mano, argumentado que le habían ofrecido un buen precio por el Porsche y que el Ferrari se había devaluado mucho en Reino Unido teniendo un precio más que atractivo. De esta forma podría probar un Ferrari después de que los italianos le habían dejado de ceder coches de prensa.

Pero cuando algunos creíamos que el duelo entre el periodista inglés y la marca italiana estaba en su punto más álgido, Harris le volvió a dar una vuelta de tuerca a la situación. Sólo 10 meses después de comprar el 599 lo vendió argumentando que era demasiado caro de mantener. Según Harris se gastó en esos 10 meses la friolera de 11.700 euros durante las 3000 millas que utilizó el coche.

Si echamos cuentas, cada kilometro recorrido le costó a Harris 2.3 euros, una auténtica barbaridad. Buena parte del gasto se fue en revisiones oficiales de la marca, obligatorias para mantener la garantía, donde los de Maranello se sirvieron la venganza en un plato bien frío.

El incidente con la prueba del LaFerrari

Embargo a Chris Harris

El último episodio de este particular duelo lo hemos vivido como hablábamos al principio del artículo. Aunque Ferrari invitó a Harris a la prueba del LaFerrari en Fiorano el 16 de abril, prohibió a /DRIVE publicar el vídeo hasta el 26 de mayo permitiendo, eso sí, a Harris publicar una pequeña reseña en Road & Track.

Preguntado por el motivo por el cual EVO, Autocar y demás medios pudieron publicar sus vídeos el pasado día 30, Harris ha comentado: La razón por la que los chicos de Evo y Autocar ya han subido sus vídeos es que están más arriba en la cadena alimentaria. ¡Algo comprensible teniendo en cuenta mi historia reciente!.

El periodista británico comenta que hay una solución fácil a este problema y es que alguien pague esos 50.000 dolares que pide Ferrari en concepto de indemnización por violar el embargo. ¿Algún voluntario?

Personalmente me parece que la forma en la que gestiona Ferrari su relación con la prensa es totalmente errónea. En lo referente a afinar los coches de prensa, me parece una forma de ser muy deshonestos con sus clientes, dándoles una impresión errónea del comportamiento de sus coches, al igual que a los periodistas. No creo que estas prácticas sean necesarias en una marca como Ferrari, más teniendo en cuenta que sus coches ya son de por si bastante buenos.

Y respecto a la relación con Harris, no creo que esta sea la forma más adecuada de tratar a un profesional que intenta hacer su trabajo lo mejor posible, aunque ello suponga denunciar las malas prácticas de uno de los fabricantes más reputados del mundo del automovilismo.

Como siempre nos gustaría conocer vuestra opinión. ¿Qué os parecen las artimañas de Ferrari con los coches de prensa? ¿Creéis que Harris lleva razón en todo este asunto?

Archivado en Chris Harris, Ferrari 360 Modena, Ferrari 458
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion