Dos duros años para restaurar un Ferrari 250 GTO estrellado, pero ha vuelto a la vida

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ferrari 250 GTO rodando en Fiorano

El Ferrari 250 GTO es uno de los coches más exclusivos y exóticos que ruedan sobre la Tierra. Solo se construyeron 39 unidades en los años sesenta, y prueba de ello es que las subastas por este preciado coche han llegado a dispararse hasta los 40 millones de dólares. Es de los pocos coches que se pueden considerar una inversión, porque conforme pasan los años su valor se multiplica hasta límites insospechados.

Pues bien, Christopher Cox, un multimillonario de Carolina del Norte estuvo en Le Mans en una carrera de clásicos, junto con otros 18 GTO, donde tuvo un accidente —del cual asombrosamente no hay imágenes—, donde sufrió algunos desperfectos no demasiado graves, pero que requerirían de un duro trabajo de restauración en su frontal.

Se trata del bastidor #3445 GT, y fue enviado para su reparación a la división de clásicos de Ferrari, donde ha estado recibiendo múltiples cirujías durante dos largos años, para finalmente volver a rugir como siempre. Sigue luciendo los llamativos colores azul cielo y amarillo, y el número 112 preside su carrocería, en las puertas y el capó.

Para probarlo antes de devolvérselo a su propietario, Ferrari le ha dado una vuelta en una nubosa mañana en su circuito de Fiorano, donde podemos ver que este abuelo se sigue conservando realmente bien después de todo el trabajo de chapa y pintura que ha habido detrás, y que ya está listo para hacer muchos más kilómetros —esperemos que sin más siniestros—.

Archivado en Accidentes, Circuitos, Clásicos, Ferrari 250 GTO, Restauraciones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs