La ‘Bestia de Turín’ vuelve a rugir tras 100 años dormida

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fiat S76 histórico

El paso del tiempo y las innovaciones que se van produciendo provoca que al echar una vista atrás y contemplar como se hacían las cosas en el pasado, nos demos cuenta de lo rápido que gira el mundo. Es cierto que dependiendo del sector del que se hable, el cambio respecto a las técnicas utilizadas antes y ahora sea mayor o menor. En el caso de la industria del automóvil, las diferencias producidas entre la producción de un siglo hacia atrás y en la actualidad, son brutales. El diseño también se ha modificado, solo hay que ver el recorrido por los 50 años del Porsche 911 para darse cuenta.

Pese a que la gran mayoría de los amantes del apasionado mundo del automóvil preferirá sin ningún titubeo disfrutar de los modelos de última tecnología, siempre es bueno recordar el por qué de la existencia de éstos. Todos los grandes fabricantes tienen un pasado en el que producían automóviles poco eficientes y ‘gastones’, además de incómodos y poco seguros. Con el paso del tiempo, han ido desarrollando mejoras a nivel tecnológico que les han permitido disminuir en gran medida estas carencias.

Habiéndose cumplido más de un siglo de la creación de algunas de las multinacionales líderes del sector, ha saltado a la palestra un modelo nostálgico para los más mayores. Un Fiat S76 ha revivido y quiere mostrar cómo eran los coches de antaño, tanto el aspecto físico como el sonido del motor, etc.

Encendido de un Fiat S76 tras 100 años parado

Este modelo en cuestión no es que haya permanecido intacto y en perfectas condiciones durante tantos años. Más bien, ha sido el resultado de mucho esfuerzo en la realización de una restauración completa. En cambio, el motor es el original, otorgándole un valor aún mayor. Muy semejante el diseño a otros modelos de la época, el morro es muy alargado para dar cabida a un corazón de 28 litros.

Este coche, de corte italiano, fue creado para un único fin, romper el record de velocidad registrado hasta el momento. De hecho lo consiguió. Concretamente, alcanzó en 1911 superar las 116 mph, es decir, unos 186 km/h. Obviamente, el registro apenas le duró unos meses puesto que siempre hay algún coche que se prepara para aniquilar la marca al anterior.

Esto es, por tanto, una leyenda que si sale algún día a subasta, no le faltarán compradores dispuestos a hacerse con una joya histórica. Además, como un buen ‘deportivo de época’, fue presentado tras todo el periodo de restauración en el recientemente disputado Festival de Goodwood. Causó mucha sensación pese a contar con muchos de los mejores coches del mundo, tanto actuales como clásicos.

—–

Siempre es bueno saber de donde venimos. Es bueno, sobre todo a los más jóvenes, recordar cada cierto tiempo el por qué de las cosas. Todo tiene una explicación y como no, en el mundo del automóvil también tal y como lo demuestra este Fiat S76. Sin entrar a valorar la comodidad y los nulos sistemas de tecnología, conducir este clásico, aunque únicamente fuesen unos metros, sería toda una experiencia que todo apasionado de este mundo querría experimentar.

Archivado en Diseño, Goodwood Festival of Speed, Históricos, Motores, Restauraciones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion