Funcionamiento y polémica en las subvenciones del nuevo Plan Movele 2015

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Coches híbridos

El nuevo Plan PIVE, en su octava edición, no es la única novedad del Ministerio de Industria en estos días. Se ha firmado el Plan Movele 2015 con la intención de promover los vehículos eléctricos e híbridos. Este proyecto viene cargado con noticias positivas y alguna que otra negativa. Por ello, es bueno conocer en qué consisten y cómo se proporcionan las ayudas estatales en este tipo de vehículos.

Novedades del Plan Movele

Seat híbrido

La novedad más llamativa es la obligación por parte del concesionario de proporcionar un sistema de carga de las baterías al comprador. Dada la falta de infraestructuras o el coste de instalación y mantenimiento de éstas, es una de las principales palancas que se producen a la hora de comprar un coche eléctrico. Si se consigue fijar esta solución, seguramente el sector crezca en los próximos meses. De este modo, estará obligada la empresa al pago por una estación por valor de 1.000 euros y se encargará de la instalación una empresa tercera. Por otra parte, el comprador deberá contar con una plaza propia de garaje.

La cuantía de las ayudas se puede valorar en tres tramos, los cuales dependen del número de kilómetros que el vehículo puede circular únicamente mediante el generador eléctrico, es decir, sin emitir gases contaminantes. Para todos aquellos que tengan una autonomía en eléctrico de 15 a 40 kilómetros, tendrán una reducción en el precio de 2.700 euros a la hora de adquirirlo. Al siguiente tramo le corresponderá una ayuda de 3.700 para el que esté comprendido entre los 40 y 90 kilómetros de autonomía. Por último, para aquellos que consigan circular sin motor de combustión más de 90 kilómetros, tendrán garantizada una ayuda de 5.500 euros. A su vez, a todas estas cifras, habría que sumar 500 para todo comprador que tuviese familia numerosa.

En comparación con el año 2014, las ayudas se han recortado 3 millones, hasta alcanzar un montante total de 7 millones de euros. El principal problema al que se ve sometida esta ayuda estatal es la ‘canibalización’ que se produce con el Plan PIVE, puesto que son incompatibles y no se pueden conjugar ambas subvenciones.

Además, el IDAE, el organismo público que se encarga de otorgar las ayudas, únicamente concederá la ayuda a todos aquellos compradores de vehículos híbridos y eléctricos que valgan menos de 40.000 euros antes de impuestos, por lo que no podrán acceder a este cobro coches de la talla de los Porsche híbridos o el Volvo V60 plug-in.

Por último, todo aquel que antes de la fecha de entrada en vigor del Plan Movele haya comprado un vehículo de este tipo, no tendrá derecho a solicitar la ayuda.


El hecho de facilitar la entrada de la carga de los vehículos eléctricos e híbridos enchufables al público general a través de las instalaciones en garajes seguro que consigue atraer al público. De todos modos, pese a las subvenciones de la movilidad eléctrica, aún es un producto que necesita equipararse un poco más a los modelos convencionales, por lo que el crecimiento del mercado seguirá siendo muy sensible.

Archivado en Coches eléctricos, Coches híbridos, Opinión, Plan Movele 2015, Recarga de baterías, Subvenciones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion