El coche de los ladrones por excelencia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Jaguar en blanco y negro

Mediados de los 60, sonaba la alarma del banco, y en la puerta un Jaguar Mark II aparcado. Salían los ladrones, se metían en el coche y desaparecían. Si, este magnífico clásico era el coche favorito de los ladrones en el Reino Unido. Pero ¿por qué? ¿Que tenía de especial?

Fabricado en Coventry, Inglaterra desde el año 1955 hasta el 1969, el Mark II era una berlina muy rápida y bastante lujosa para la época. Existían tres versiones, con un motor 2.4, 3.4 y un un 3.8. En los últimos años de fabricación también disponía de un 2.5 de Daimler. Pese a su estética tan clásica era un coche muy adelantado para el época, en cuestión de mecánica y de acabados. También disponía de frenos de disco. Competía directamente con el Rover 2000 TC.

Interior muy cuidado del Jaguar Mark II

Era un vehículo muy cómodo, con amplios asientos de cuero y un banco trasero muy grande. Entran 5 adultos sin ningún problema. El tamaño de las puertas facilitaba bastante el acceso tanto a la parte delantera del vehículo como la trasera Todo el interior es de madera incluyendo salpicadero. Contaba con radio. Se ganó la reputación entre delincuentes y policía a la vez porque el coche era muy rápido y ágil. La policía lo utilizaba para patrullar por la autopista.

Con la fama que había cogido, se hizo aún más famoso cuando lo dejaron de fabricar. Era el vehículo que utilizaba un personaje de una de las series con más éxito en el Reino Unido. Obviamente, el personaje era un detective.

Impresionante el 3.8 de Jaguar

El motor que mas éxito tuvo, fue el 3.8, con caja de cambios manual de 4 velocidades. Tenía una potencia máxima de 223 cv a 5.500 rpm. Aceleraba de 0 a 100 en 8,5 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 200 km/h. Su consumo de media era de unos 15,5 litros a los 100. Sin embargo, este motor lo dejan de fabricar en el año 1967, para dejar paso a su nuevo sucesor. En el año 1969 nacía el XJ6.

El motor 3.4 tenía también una caja manual de 4 velocidades y una automática de 3 como opcional. Este motor era bastante más pequeño. Salió con 120 cv y a los dos años lo aumentaron a 133 cv. Era un motor bastante ágil, pero claro, no contaba con la potencia de su hermano mayor, aún así andaba a su rebufo. Alcanzaba los 190 km/h y de 0 a 100 tardaba 12 segundos. El más pequeño de todos, el 2,3 solo tenía 89 cv y por supuesto era el más torpe de todos.

El Mark II compitió en el Campeonato de Europa de turismo y consiguió ganar. Además del espíritu de competición también ha sido fuente de inspiración para más modelos de Jaguar, cuando en 1999 crearon el S-Type.

Este clásico todavía funcional y prácticamente de museo, desea seguir en las carreteras dando guerra. Con el ronroneo y la potencia de su motor V8 lo hacían muy atractivo para la época. A España llegaron muy pocos, pero puedes encontrarlos de segunda mano desde 13.000 euros para restaurar entero y hasta unos 50.000 si lo quieres listo para funcionar.

Archivado en Clásicos, Historia, Jaguar Mark II, Reino Unido
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion